Puedes dar una vuelta de tuerca a una ensalada de lo forma más fácil. Te animo encarecidamente a probar esta ensalada de rúcula con nueces y pasas tostadas y caramelizadas y crujiente de jamón, junto con la manzana es una combinación estupenda. Y esas nueces tostadas y caramelizadas... ¡Oh, my God! ¡Están deliciosas!

A pesar de tener que caramelizar las nueces y pasas, la preparación de todo ello es rapidísimo: la vinagreta la tienes hecha en unos pocos minutos, y el montaje del plato es un minuto más. ¡No te engaño! En cuanto al crujiente de jamón, puedes saltearlo también en la sartén, o puedes decidir prepararlo en modo express, en 30 segundos al microondas. ¿Te animas a probar?

Ingredientes (para 2 personas)

  • 40 gr de rúcula
  • 1 manzana Golden firme
  • Un buen puñado de nueces
  • Un puñado de pasas sultanas
  • Una cucharada generosa de azúcar
  • 5 cucharadas de aceite (AOVE)
  • 3 cucharadas de vinagre de Módena
  • Unas lascas de jamón serrano o ibérico

Preparación

Primero preparamos la vinagreta de nueces tostadas, que sale deliciosa:

  1. En una sartén skillet ponemos las nueces y las pasas a fuego suave. Cuando la sartén empieza a estar caliente, incorporamos la cucharada de azúcar y mezclamos removiendo la sartén.
  2. Cuando el azúcar empieza a derretirse, las pasas cambian de color (se vuelven de un marrón claro y se hinchan) y las nueces se aprecian tostadas (y el azúcar brilla a su alrededor), paramos el fuego y al momento incorporamos el aceite. Removemos con una cuchara de madera y dejamos templar.
  3. Cuando está templada, incorporamos el vinagre balsámico.

Hacemos el crujiente de jamón:

El jamón crujiente puedes hacerlo de tres formas distintas:

1) Lo pones directamente en una sartén y lo calientas. Verás que irá perdiendo la grasa y se va quedando más seco. Retíralo de la sartén cuando esté en tu punto.

2) En la deshidratadora, que al fin y al cabo lo que hace es desecar. No es un método que puedas aplicar si lo que pretendes es tomar la ensalada ya, pero sí que es algo a tener presente siempre que te sobre un hueco (o una bandeja) cuando estás usando la deshidratadora para otros fines. Aprovecha que la tienes en marcha para hacer crujiente de jamón y tenerlo para las comidas o cenas (seguro que como decoración de cremosas, tostas, en ensaladas, para acompañar pescados a la plancha... lo usarás más a menudo de lo que te puedas imaginar ahora).

3) Al microondas: si bien no soy muy fan de usarlo, sin duda es una gran ayuda a la hora de secar el jamón serrano o ibérico: pon las láminas de jamón en un plato y ponlo a velocidad media al microondas. El tiempo dependerá de la cantidad que pongas pero en menos de un minuto lo tendrás listo. Personalmente, para esta ensalada, lo dejo seco pero un punto flexible. No te vayas del lado del micro y retíralo cuando lo veas en su punto.

Preparamos la ensalada:

  1. Con ayuda de una mandolina, corta la manzana en láminas, de unos 3 mm.
  2. En el plato, aplica una ración generosa de rúcula, luego dispón los cortes de manzana, vierte la vinagreta, con una generosa cantidad de pasas y nueces por todo el plato y finalmente corona con las lascas de jamón crujiente.
  3. Disfrútalo. ¡Espero que mucho!

 

Ensalada con crujiente de jamón

 Sartén Skillet de hierro Le Creuset, cuchara XL para servir WMF, bol Laura Ashley

Claudia Ferrer

Comentarios

Annie dijo:

Me parece un acierto de ensalada con una combinación exquisita!!!

Carlos dijo:

Extraordinarias recetas para compartir en familia !

Dejar un comentario