Créme brûlée

Publicado el Jan 04, 2018. 2 comentarios

Ya puedes ir sacando la leche y los huevos, ¡Porque hoy vas a preparar créme brulée! Ya verás qué riquísima y delicada resulta esta crema quemada típica francesa. Carmen, autora de Tía Alia Recetas, te da la receta para que te salga estupenda!

La créme brûlée es una elaboración tradicional de la repostería francesa, muy similar a la crema catalana. Su nombre en castellano es “crema quemada” y le viene dado por la fina capa de azúcar moreno tostado con la que se termina este postre y que le aporta un toque crujiente absolutamente maravilloso.

Es un postre delicado, pero muy sencillo de preparar. Perfecto para los amantes de los dulces a base de huevo, como el flan, las natillas, el tocino de cielo y otros similares. La créme brûlée se debe de consumir bien fría, aunque puede resultar tortuoso esperar el tiempo necesario para ello. Pero el contraste entre el frescor de la crema y la capa caramelizada templada de la superficie es un auténtico placer, bien merecedor de la espera.

 

Cuchara de madera de olivo Bérard, set de dos ramequines Emile Henry y rejilla enfriadora redonda Birkmann.

 

Ingredientes (Para 4 unidades)

  • 250ml de leche entera
  • 250ml de nata líquida para cocinar
  • 2 vainas de vainilla o, en su defecto, 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 5 huevos S
  • 90gr de azúcar blanco
  • 50gr de azúcar moreno

 

Elaboración

  1. Mezclamos la leche y la nata líquida y vertemos en un cacito.
  2. Con ayuda de un cuchillo bien afilado cortamos las vainas de vainilla y raspamos su interior y lo agregamos a la mezcla anterior. Si no tenemos vainas, agregamos una cucharadita de esencia o extracto de vainilla.
  3. Ponemos el cacito al fuego y llevamos a ebullición. Apagamos el fuego y dejamos reposar durante 30 o 40 minutos, tiempo suficiente para que la mezcla se infusione con la vainilla y baje la temperatura de la mezcla.
  4. Precalentamos el horno a 100ºC grados con calor arriba y abajo.
  5. Separamos las yemas de los claras en dos boles distintos (puedes ayudarte de un separador de yemas) . Para esta elaboración solo queremos las yemas, así que reservamos las claras para otra preparación.
  6. En un recipiente amplio batimos las yemas junto con el azúcar blanco y le añadimos la mezcla atemperada de la leche, nata y vainilla.
  7. Pasamos la mezcla por un colador de malla fina para filtrar bien y que no queden grumos que estropeen la textura final de la crema.
  8. Rellenamos cuatro recipientes para crème brûlée Emile Henry y la introducimos en el horno donde cocemos durante una hora y media.
  9. Comprobamos la cocción moviendo los recipientes y asegurándonos que no tiemblan en el centro. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica. Cuando alcance la temperatura ambiente metemos los recipientes en la nevera y enfriamos durante unas 2 o 3 horas.
  10. En el momento de consumir espolvoreamos con azúcar moreno y caramelizamos con un soplete de cocina o bajo el grill del horno.

 

Rejilla enfriadora redonda Birkmanncuchara de madera de olivo Bérardset de dos ramequines Emile Henry y ramequín cerámico Le Creuset.





Comentarios

  • Publicado por Yvette el Jan 30, 2018

    Buenos días, ¿se puede sustituir la nata por leche y el azúcar blanco por azúcar moreno?
    Gracias.

  • Publicado por Marisabel el Jan 05, 2018

    No menciona Maizena o fecula de maiz, no lleva o se les olvidó anotar?

¡Nos gustaría saber tu opinión!