Hoy vamos a hacer queso ricotta y lo vamos a usar para hacer una tostada deliciosa: tostada con pera, ricotta y miel, un plato que tanto será un desayuno estupendo como te resolverá una merienda o será una cena ligera riquísima.

La ricotta la podemos preparar con leche entera, que es como lo hemos hecho nosotras, pero también se puede preparar con leche semidesnatada, para que quede un poco más cuajada y no tan grasosa, o incluso hacerla con leche de soja, como alternativa vegetal. La máquina que usamos hoy, la Ariete, dispone de un programa para hacer leches vegetales que te abre un mundo de posibilidades.

El proceso para preparar ricotta es muy sencillo. Solo tienes que cortar la leche, y lo hacemos con ácido cítrico que encontrarás en las herboristerías, o hacer uso de zumo de limón.

La combinación con la pera es una delicia, te lo recomiendo de todas todas. Y hacer queso en casa se convierte en un hobbie de lo más saludable, te animo mucho a investigar un poco y a entender todas las posibilidades.

Ingredientes

  • 2 litros de leche entera
  • 1 cc de ácido citríco o de zumo exprimido de limón
  • Tostada de pan de semillas
  • 1 pera
  • 1 chorro de miel
  • Unas ramitas de tomillo

Preparación

  1. El proceso para preparar ricotta es muy sencillo. Solo tienes que introducir la leche dentro de la máquina para hacer queso y yogur Ariette. Tapa la máquina con la tapa y escoge el programa de queso rápido (el segundo programa). 
  2. Espera a que la leche llegue a 80ºC, y cuando llegue a esta temperatura, añade una cucharadita de ácido cítrico mezclado con una cucharadita de agua. Si no tienes ácido cítrico puedes añadir un chorrito de limón. 
  3. Cuando la máquina te avise con una flecha hacia arriba, quiere decir que es el momento de escurrir nuestro queso. Levanta el cesto interno y lo dejamos reposando hasta que la máquina nos lo indique. 
  4. Una vez que ya tengas tu ricotta lista, disponlo en un tarro hermético para guardar en la nevera.
  5. Nosotros queremos usar la ricotta para hacer una tostada con pera, así que cogemos una pera con la piel limpia, y la cortamos en láminas, intentando conservar al máximo la forma de la pera. 
  6. Ahora solo nos queda emplatar. Puedes tostar el pan (lo recomendamos, dado que el sabor del tueste con la pera y el queso queda mejor) o dejarlo sin tostar. Coge la pera y coloca 2 rebanadas de pera encima de cada rebanada de pan. Con la ayuda de dos cucharas soperas, haz las bolitas del queso ricotta, y preséntalas encima de cada trozo de pera. 
  7. Para finalizar, añade un chorrito de miel encima de las tostadas y para darle un poquito de color, pon un poquito de tomillo por encima de la ricotta. ¡Ya lo tienes!

Tostada con ricotta y pera

Máquina de quesos y yogurt Ariete

NOTAS:

  • Te proponemos usar la ricotta en esta tostada con pera, pero en época de higos es también una opción de la que tienes que abusar, porque una tostada con ricotta y higos te encantará. Puedes también combinarla con melocotón (también te sirve el melocotón en almíbar cuando no está el melocotón en temporada).
  • ¡Usa la ricotta también para rellenar crepes! En lugar de una tostada, puedes hacer una crepe de ricotta y pera, o una crepe de ricotta y miel simplmente... o ricotta y champiñones o lo que más te guste. Hacer crepes en casa es también de lo más fácil, divertido y delicioso. Si buscas tu crepera ideal te animo a buscar la tuya aquí.
  • La máquina de queso y yogur Ariete es un descubrmiento: me encanta por sus posibilidades a la hora de elaborar quesos de todo tipo, ¡También quesos veganos! Y su gran capacidad te permite hacer poca cantidad o hasta 2L para tener queso y yogur en cantidubi!

 

Tostada de queso ricotta casera

Claudia Ferrer

Comentarios

Fatima dijo:

Hola, tenéis vídeo del queso fresco? Programa 1. Gracias

Mercedes dijo:

José, el suero tiene muchas aplicaciones y es un pecado tirarlo. Lo puedes utilizar para añadir a la masa del bizcocho, magdalenas, pizza,…. también a la masa del pan en vez de agua o para hacer crema de verduras. Mételo máximo una semana en la nevera o congélalo si no vas a utilizarlo aún.

Carmen dijo:

José, con el suero resultante se prepara la verdadera ricotta, añadiendo más de leche, sal y zumo de limón. El resultado es una ricotta cremosa y sin grumos. Lo que han preparado en la receta de arriba es queso fresco.
Un saludo

José dijo:

Hola.
¿Qué se puede hacer con el suero resultante tras separar el queso?
Gracias.

Dejar un comentario