Sí, ¡Hoy descubrirás cómo hacer base de pizza tradicional! Con este receta, nos centramos en esas pizzas de siempre, con la masa de textura gruesa y miga de pan tan deliciosa.

Para condimentarla, te proponemos el relleno más tradicional, simplemente salsa de tomate y mozzarella. Verás que si usas ingredientes de calidad, no necesitarás nada más para disfrutar de la pizza.

Aunque con la receta base de esta pizza, podrás añadir todo condimento que quieras: con esta masa de hoy, toda combinación que le pongas saldrá doblemente rica.

Una cosa importante a tener en cuenta, es que la masa deberás dejarla reposar un día para el otro. Solo así conseguirás una base de pizza sin igual. Tenlo en cuenta a la hora de pensar en hacer pizza: preparar la masa es rápido y es fácil, pero una vez hecha requerirá de unas horas de reposo, eso es todo.

Espero que disfrutéis mucho de esta pizza tradicional: una base con sabor a pan de antaño, con tomate y mozzarella. No pedirás más.

Bandeja cerámica lisa para pizza Emile Henry

Ingredientes

Para la masa de pizza tradicional:

  • 500 g de harina
  • 350 g de agua
  • 3 g de levadura fresca
  • 15 g de aceite de oliva virgen extra
  • 13 g de sal

Para condimentar la pizza:

  • 200 g de salsa de tomate
  • 300 g de mozzarella Fior di Latte (o burrata, o mozzarella di Bufala)
  • Un chorrito de aceite de oliva o de aceite para pizza La Tourongelle si prefieres un toque picante
  • Orégano
  • Unas hojas de albahaca fresca

Elaboración

  1. En un bol, vierte el agua a temperatura ambiente y disuelve la levadura, desmigándola con la yema de los dedos y removiendo con una cuchara. Deja que repose un par de minutos.
  2. Después, agrega la harina poco a poco y sin dejar de mezclar, hasta obtener una pasta homogénea.
  3. Añade sal y aceite y mezcla de nuevo.
  4. Pasa la masa a una superficie de trabajo (o en el robot KitchenAid con el accesorio gancho si la vas a amasar con robot), y amásala hasta obtener una masa bastante suave y elástica (requerirás amasarla bien, con algunos reposos de por medio).
  5. Cuando la masa se observe elástica y suave, cúbrela con un paño de algodón y déjala levar durante 2 horas, en un sitio cálido y sin corrientes.
  6. Una vez lista, divide la masa en 3 partes de unos 250 g y haz bolas, si vas a hacer pizzas individuales, o mantén formada en bola si quieres hacer una sola pizza XL.  Sean individuales o una sola, tapa con film transparente y deja reposar unas 18 horas en la nevera.
  7. Al día siguiente, saca la masa de la nevera unas 2 o 3 horas antes de que finalice el tiempo asignado, para que la masa pierda el frío y se relaje.
  8. Cuando está a temperatura ambiente, enharina tu superficie de trabajo y da forma a la pizza (o pizzas): presiona la masa con los nudillos para empezar a aplanarla; después, coloca una mano en el centro para mantenerla estable y firme, y con la otra mano en el extremo ve estirando la masa en forma circular, haciendo un cuarto de arco. Vuelve a empezar de nuevo, hasta obtener una buena pizza y teniendo cuidado de no aplastar los bordes.
  9. Precalienta la bandeja para pizza Emile Henry en el horno a 250 °C durante 10 minutos, colocándola en el nivel más bajo.
  10. Mientras tanto, aprovecha para condimentar la pizza: esparce la salsa de tomate por la superficie de la masa, sin llegar a los laterales. Esparce entonces el orégano y agrega la mozzarella laminada, repartida por toda la base.
  11. Usando una pala para pizza, traslada la pizza encima de la bandeja para pizza ya caliente en el horno. Hornéala durante 10-12 minutos a 250 °C.
  12. Saca del horno, coloca las hojas de albahaca y vierte un chorrito de aceite de oliva (si te gusta con un toque picante, añade aceite para pizza La Tourongelle)
  13. Sirve de inmediato y disfrútala hasta lamerte los dedos. Sonríe (porqué sí, ha quedado de diez).

Cómo hacer pizza tradicional

Notas

  • Recuerda preparar la masa el día anterior a formarla y hornearla: una masa levada y reposada, no tiene igual.
  • Formar y condimentar la pizza, yo lo hago directamente en la pala para pizza Bérard, así no tengo que manipular la pizza dos veces: enharino la pala, formo la pizza y la condimento, y luego la trasladaré directamente a la base cerámica para hornear.
  • Si usas el robot KitchenAid, hazlo con el gancho amasador: una vez incorporados todos los ingredientes, amasa de 5 a 10 minutos a baja velocidad.
  • Hoy la hemos condimentado con nada más que tomate y mozzarela. Solamente así ya está riquísima, pero puedes condimentarla a tu gusto: con tiras de pollo, vegetales, atún, embutidos, aceitunas, fruta... Las opciones a la hora de hacer pizza no tiene límites.

Comentarios

Rossy dijo:

También me gustaría saber si es harina de fuerza o normal. Gracias por la respuesta

maria felix dijo:

Harina es de fuerza o normal y si es de fuerza de cuánta proteina

Dejar un comentario