Cómo hacer noodles de huevo

Publicado el Aug 26, 2018. 0 comentarios

En casa solemos hacer mucha pasta fresca, nos encanta, pero sobre todo a mi hijo. No sabría decir qué le gusta más, si compartir el tiempo juntos en la cocina preparándola o después degustándola. Es un fanático de la pasta. Hace tiempo que le estoy introduciendo en la cocina asiática (que ¡adoro!) y por el momento le está gustando bastante. Lo más fácil para hacer una primera toma de contacto son los noodles. Podría decirse que es familia directa de la pasta, de modo que con esto iba sobre seguro. De modo que hoy os muestro cómo hacer noodles de huevo.

Si os gusta este tipo de gastronomía estoy segura que los noodles serán un ingrediente que nunca faltará en vuestra despensa. En mi caso es así. Siempre tengo una gran variedad de noodles para diferentes elaboraciones; elaborados con huevo, sin huevo, vermicelli, noodle cristal, de haba mungo... Por no hablar de lo versátiles que resultan y lo rápido que se puede preparar un maravilloso plato con ellos. Casi que me atrevo a decir que es ¡mejor alternativa a un bocadillo! Aunque si es de un buen jamón de Jabugo con tomate, igual me lo tengo que pensar ;)

 

Elaborando noodles en casa

Para aquellos que estéis acostumbrados a hacer pasta fresca en casa os resultará muy sencillo hacer los noodles. De hecho a no ser por el tipo de harina que utilicemos, no notaremos diferencia.

Personalmente prefiero la pasta fresca elaborada con harina de trigo duro (sémola), no solo por el sabor sino, además, por la textura. Para mi no hay comparación. Pero en el caso de los noodles es diferente, necesitamos otro tipo de acabado y textura. En este caso vamos a elaborar unos noodles de un grosor fino que necesitarán muy poco tiempo de cocción.

Necesitaremos ingredientes muy básicos que todos tenemos en casa como la harina, huevos, sal y agua. Después solo tendremos que mezclar los ingredientes, amasarlos para que se amalgamen favoreciendo el desarrollo del gluten y dejarlos reposar. Los reposos son necesarios, no solo porque al hidratarse las proteínas de la harina nos facilitan un amasado posterior mejor y, por lo tanto, un mejor desarrollo del gluten.

Sino que, además, necesitamos que nuestra masa esté completamente relajada para que nos permita estirarla sin problemas. Y esto lo logramos gracias al reposo de la masa.

 

 

¿Influyen las diferentes proporciones de agua y huevo?

Sí y rotundamente sí.

Cada ingrediente aporta unas características diferentes a la elaboración que estamos preparando. Por un lado, cuanta mayor cantidad de huevo contengan los noodles más chiclosos serán. Por otro lado, a mayor cantidad de agua, más suave quedará su textura. De modo que lo ideal es lograr un buen equilibrio entre ambos ingredientes para obtener la mejor textura posible.

Tened siempre en cuenta que la harina será la condicionante de la cantidad de líquidos que admita vuestra masa.

Dando forma a nuestros noodles

La pasta o, en este caso, los noodles se pueden estirar de diversas maneras. Tradicionalmente se hacía a rodillo, este paso es bastante entretenido aunque muy gratificante, por lo que puede que no sea apto para todo el mundo por razones de tiempo principalmente.

También podemos hacerlos con la tradicional máquina para pasta, que nos permite estirar la masa, cortarla en caso de tener el accesorio o en su defecto, cortarla a cuchillo. Finalmente, podemos hacerlos con el accesorio para pasta de KitchenAid que es increíblemente cómodo. Solo tendremos que sostener la porción de masa mientras que se estira, además de volver a pasarla para lograr el grosor deseado. Después cambiamos el accesorio y en pocos segundos tendremos nuestros noodles sobre la encimera. ¡Más sencillo y rápido no puede ser!

La adaptación de la receta e información son del blog China Sichuan Food.

 

Ingredientes (para 370gr de noodles)

  • 240gr de harina de fuerza, W=200
  • 2 huevos L
  • 40-45gr de agua
  • 1/8 cucharadita de sal
  • Maizena para espolvorear

 

Elaboración

  1. Preparamos la masa de los noodles.
  2. En el bol de nuestra amasadora o KA, añadimos la harina junto con la sal y los huevos.
  3. Mezclamos con ayuda de la pala a velocidad 1 hasta obtener una masa arenosa.
  4. Comenzamos a añadir el agua poco a poco y mezclando a la vez. Debemos obtener una masa homogénea, pero que no tenga un exceso de humedad.
  5. Una vez que nuestra masa está más o menos amalgamada, volcamos sobre una superficie de trabajo limpia y amasamos con las manos. Lo haremos hasta que observemos que la superficie comienza a estar lisa, alrededor de 3-4 minutos.
  6. Formamos una bola, cubrimos con film y dejamos reposar durante 30 minutos.

 

Robot de cocina KitchenAid Artisan y bol de porcelana Seigaiha de Tokyo Design Studio

 

Trabajamos un poco más la masa

  1. Retiramos el film y volvemos a amasar la masa. Observaremos que está muy relajada y ligeramente pegajosa.
  2. Amasamos de nuevo hasta obtener una superficie completamente lisa.
  3. Cubrimos de nuevo con film y dejamos reposar durante 30 minutos.

 

Formación de la bola de masa, espolvorear la masa con Maizena y corte de la masa

 

Estiramos la masa

  1. Colocamos nuestro accesorio para pasta en la KitchenAid siguiendo las instrucciones de uso. Primero utilizaremos el rodillo liso.
  2. Espolvoreamos una superficie de trabajo con Maizena y colocamos la masa. También espolvorearemos la superficie de esta con Maizena.
  3. Aplanamos ligeramente la masa y cortamos dividiéndola en dos piezas iguales.
  4. Cubrimos con film la pieza de masa con la que no vamos a trabajar para evitar que se reseque.
  5. Estiramos ligeramente la porción que vamos a estirar, encendemos la KitchenAid y pasamos la masa por el rodillo al grosor 1 y velocidad 1. Este paso lo haremos 2 veces a este grosor, el resto solo lo pasaremos una vez por cada uno de ellos.
  6. Reducimos al grosor 2 y volvemos a pasar la masa por el rodillo. Cada dos pasadas por el rodillo, os recomiendo espolvorear y extender la superficie de la pasta con Maizena para evitar que la masa se pueda adherir consigo misma.
  7. Repetimos este mismo proceso hasta llegar al grosor 6.
  8. Conforme estiramos la pasta, irá tomando mucha longitud. Cortadla por la mitad en el momento que no os sintáis cómodos con la longitud de esta y continuad estirando.
  9. Una vez que hayamos estirado toda la pasta, cubrimos muy bien con Maizena por ambas caras, plegamos sobre sí misma y cubrimos con film.
  10. Repetimos el mismo proceso con la otra porción de masa.

 

 Proceso de formación de los noodles con el accesorio para pasta de KitchenAid

 

Formamos los noodles

  1. Cambiamos el accesorio de rodillo por el de fideos, el de corte más fino.
  2. Cogemos una de las porciones estiradas que teníamos reservadas y envueltas en film. Pasamos por el rodillo estriado.
  3. Cogemos los noodles, espolvoreamos bien con Maizena, retiramos el exceso y formamos un ovillo. También podéis dejarlos estirados si lo preferís.
  4. Repetimos el proceso con el resto de piezas estiradas.
  5. Una vez que tengamos nuestros noodles podemos consumirlos el mismo día (esto sería lo ideal) o bien guardarlos en una bolsa o recipiente hermético y refrigerarlos durante un máximo de 24 horas.

 

Robot KitchenAid Artisan

 

Notas

  • La harina que he utilizado para elaborar los noodles es de trigo y categorizada como fuerza. Recordad que dependiendo del tipo de harina que utilicéis podrá variar su capacidad de absorción y, por lo tanto, la cantidad final de agua que pueda admitir.
  • Si lo preferís, podéis utilizar el accesorio más ancho para formar vuestros noodles.
  • Debido al uso de huevo fresco para llevarlos a cabo, no podremos dejarlos refrigerados durante más de 24 horas. En caso de querer posponer su uso, os recomiendo congelarlos en bolsas tipo zip (bien cubiertos de Maizena) durante un máximo de 1 semana. Los cocinaremos directamente del congelador.
  • El tiempo de cocción para estos noodles dependerá del uso final que vayamos a darles. Si vamos a elaborar noodles fritos, los coceremos en agua hirviendo durante 1 minuto para después saltearlos durante 6-8 minutos. Si vamos a cocerlos para condimentarlos con verduras, carne, salsas... En ese caso coceremos durante 4 minutos. Después los cocinaremos/saltearemos durante 1-2 minutos con el resto de alimentos.
  • Una vez que hayamos terminado de utilizar todos los accesorios de pasta de la KitchenAid, deberemos dejarlos secar al aire durante 1-2 horas. Después solo tendremos que sacudir con suavidad cada accesorio para retirar los restos que hayan podido quedar en el interior, pasar un cepillo para limpiar bien los huecos y limpiarlo con un paño humedo.

 

Sin lugar a dudas os animo a preparar estos noodles de huevo en casa. No requieren de mucha atención puesto que el amasado no es intensivo, todo lo contrario, bastante comedido. Los reposos nos permitirán hacer otras cosas en casa o incluso adelantar parte de la elaboración que vayamos a preparar con ellos.

El estirado y cortado nos llevará pocos minutos si lo hacemos con el accesorio de la KitchenAid, es realmente rápido y cómodo. Si tenemos niños en casa, podemos pedirles que nos echen una mano y lo harán encantados.

Para terminar unos pocos minutos de cocción y aderezarlos con lo que más os gusten. Estamos deseando que os animéis con ellos y nos contéis con qué los habéis preparado.

 

Autora de la receta: Eva de Bake Street

 


ARTÍCULOS RELACIONADOS

  • Pan de soda irlandés

    Si hay un pan facilón de preparar ese es, sin duda alguna, el pan de soda irlandés. Pocos ingredientes, fáciles de encontrar, que solo requieren se...

  • Conejo moruno

    El conejo es una de mis carnes preferidas, especialmente cuando hacemos barbacoas en casa. Es una carne blanca, baja en grasa y que encuentro muy s...

  • Bizcocho de limón

    Hoy te traigo una receta básica de bizcocho de limón, uno de esos imprescindibles en tu recetario. Se trata de un bizcocho esponjoso y lleno de sab...




¡Nos gustaría saber tu opinión!