¿Cuántos de vosotros habéis oído hablar sobre la leche de patata? Se trata de una bebida vegetal totalmente novedosa, un alternativa a la leche de vaca, y con grandes beneficios, tanto nutricionalmente para el organismo, como para el medio ambiente. Si es la primera vez que lees sobre ella, es posible que te ocurriera como a mí... ¡Me quedé atónita! En este post espero que encuentres respuesta a todas las preguntas sobre la leche de patata y la receta para prepararla.

Lo primero que pensé fue, ¿Puede hacerse leche de patata? ¿A qué sabe? ¿Cómo es su textura? ¿Puedo usarla al igual que otro tipo de leches? Son muchas preguntas las que nos pueden surgir, al igual que muchas dudas sobre si nos va a gustar.

Es totalmente normal puesto que, la patata, no se trata de un ingrediente dulce de manera natural, además que solemos asociarla a otro tipo de elaboraciones que nada tienen que ver con un consumo como el que hoy proponemos. Pero, os aseguro que haciendo la combinación adecuada, es una leche bastante agradable a la hora de consumir.

Aunque pensemos que la patata solo se usa para cocinar, se trata de un ingrediente utilizado, debido a su alto contenido en almidón, para elaborar vodka gracias a un proceso de fermentación.

 Jarra de vidrio con tapón de corcho Inspired by Revol y Vaso America' 20s de Bormioli Rocco

¿Qué es la leche de patata?

La leche de patata es una leche o bebida vegetal elaborada a base de patatas. Su textura y consistencia es lechosa, puede apreciarse el almidón, y de sabor suave, casi insípido.

La creación de esta nueva variedad de "leche" vegetal, viene de la mano de un investigador alimentario sueco y un profesor de la Universidad de Lund.

Legalmente, las leches vegetales no pueden denominarse "leche" como tal a excepción de la leche de almendras.

Ambos encontraron la forma de convertir la simple patata en una bebida vegetal. La empresa sueca DUG (ganadora de un Premio Mundial de Innovación de Alimentos 2021 en la categoría de Mejor Producto Apto para Alergia por su creación) vende actualmente leche de patata en algunos países, aunque aún no se ha comercializado en España. 

Se trata de una mezcla de agua, patatas, aceite de colza, proteína de guisante, fibra de achicoria, maltodextrina (azúcar) y algunos otros ingredientes como un emulsionante, vitamina D y un regulador de la acidez.

La empresa asegura que el resultado final es bastante similar a la leche de vaca en cuanto a textura y sabor, además se suman los beneficios nutricionales de la patata; fibra, vitamina C, magnesio y potasio.

Aquí hago un breve inciso para detallar un apunte, desconozco cómo es la leche de patata de esta empresa, pero tras mis pruebas (varias) en ningún caso he encontrado similitud entre la textura y sabor de la leche de vaca con la leche de patata. Bajo mi humilde opinión, no se pueden comparar porque son totalmente diferentes.

La marca ofrece 3 opciones para sus consumidores; original, barista (con mayor contenido de grasas para favorecer que espume bien) y sin azúcar.

Entonces, ¿Qué es lo que hace especial a la leche de patata?

Entre otras cosas, su sostenibilidad. Es mucho mayor que la de otro tipo de leches vegetales como la leche de almendra (requiere de grandes cantidades de agua para su cultivo), soja (su cultivo causa devastación de suelos, deforestación, contaminación de ríos y acuíferos, eliminación de la agricultura familiar, desaparición de la biodiversidad...) o avena.

Consumir leche de patata de manera habitual, a diferencia de otras variedades de leche vegetal, promete reducir la huella de carbono (su cultivo produce mucho menos CO₂ que otras plantas), reducir el consumo de agua (56 veces inferior al de la leche de almendra) y requerir de una superficie inferior para ser cultivada.

Además, la leche de patata, al no ser un producto lácteo, es una bebida apta para intolerantes a la lactosa o adecuada para aquellas personas que sufren de malas digestiones.

Beneficios de la leche de patata.

Dentro de todos los elementos que pueden utilizarse para elaborar una "leche vegetal", no es de extrañar que la patata haya sido elegida para formar parte de la familia de leches de origen vegetal.

Al fin y al cabo, las patatas, tienen muchos beneficios para nuestra salud que os cito a continuación.

  • Vitamina C: Cuando hablamos de esta vitamina, es habitual asociarla con las naranjas y los cítricos. Pero una fuente importante de vitamina C en la dieta británica durante la mayor parte del siglo XX procedía de las patatas. En líneas generales, unos 150 g de patata nos proporciona alrededor del 15% de nuestra vitamina C diaria. La vitamina C favorece la función inmunitaria, contiene antioxidantes y desempeña un papel esencial en la formación del tejido conjuntivo.
  • Vitamina B6: Ayuda a las enzimas del cuerpo para que funcionen correctamente, permitiéndoles descomponer las proteínas, un proceso clave para el buen funcionamiento de los nervios. Una patata pequeña contiene alrededor de una cuarta parte de la ingesta diaria recomendada de B6 para un adulto.
  • Potasio: Regula la señalización eléctrica en los músculos y los nervios.
  • Colina: Se trata de un compuesto que se une a la grasa para formar fosfolípidos, los componentes básicos de las paredes celulares, así como el neurotransmisor acetilcolina (que nos ayuda a contraer los músculos, dilatar los vasos sanguíneos y reducir el ritmo cardíaco). Las patatas contienen los segundos niveles más altos de colina, después de los alimentos ricos en proteínas, como la carne y la soja.
  • Almidón resistente: Cocinar y enfriar las patatas antes de comerlas permite que se forme almidón resistente. Este almidón saludable ayuda a nuestro cuerpo de diversas maneras, incluso actuando como prebiótico. El enfriamiento de los almidones cocidos hace que estos colapsen. Esto ocasiona que sean más difíciles de digerir, pero las bacterias de nuestro colon los fermentan produciendo compuestos llamados ácidos grasos de cadena corta. Estos ácidos grasos nutren nuestros intestinos y los mantienen sanos. Este tipo de ácidos grasos también pueden alterar nuestro metabolismo de forma positiva, ayudando a reducir los niveles de grasa y azúcar en sangre.
  • No contienen gluten: Las patatas, por naturaleza, no contienen gluten, por lo que son una gran opción para las personas celíacas o que necesitan evitar el gluten.

Jarra de vidrio con tapón de corcho Inspired by RevolVaso America' 20s de Bormioli Rocco

Consideraciones a tener en cuenta cuando consumimos leche de patata.

La patata se trata de un ingrediente que posee bajo contenido en proteínas. Es cierto que cuando consumimos otro tipo de leches vegetales como almendra, arroz, avena... Estamos consumiendo una leche vegetal cuyo elemento principal, en origen, es rico en proteínas. Pero, cuando se procesa para elaborar la leche, tan solo un pequeño porcentaje (alrededor del 10%) de este ingrediente pasa a formar parte de la leche. Algo que lo convierte en una leche vegetal con un índice de proteína menor.

La patata contiene de manera natural muy poca proteína, al convertirla en leche vegetal, su presencia se reduce casi igualando al resto de leches vegetales. Pero sigue siendo inferior a las otras opciones.

La leche de patata, si la hacemos en casa, no contiene azúcares. Si la compramos hecha, posee menor cantidad de azúcares que otras leches vegetales. Pero, es cierto que para favorecer que atraiga al paladar y hacerla apetecible, es necesario endulzar un poco. Existen muchas opciones para hacerlo en lugar de usar azúcar refinado.

Posee un bajo contenido en grasas, de modo que si no usamos algún ingrediente que aporte grasa, el resultado será muy similar al agua. La leche de patata comercializada posee aceites refinados para aportar untuosidad y hacerla más apetecible. Podemos usar frutos secos para esta misma finalidad o incluso aceite de coco si lo preferís.

No podemos esperar saborear una leche que nos recuerde a la leche de vaca, soja, almendra, coco... Porque nada tiene que ver. Tanto el sabor, textura u olor, es muy particular.

Si bien es cierto que, si no condimentamos la leche de patata, encontraremos una bebida vegetal con sabor a patata. Pero añadiendo algunos ingredientes conseguiremos saborizarla logrando que sea muy apetecible, sin perder la esencia de la bebida que estamos preparando.

El resultado final es una bebida con textura lechosa, un aroma dulce y que recuerda ligeramente a un panecillo tierno. Pero claro, hemos usado vainilla y dátiles... Es normal.

Para consumirla, bajo mi humilde opinión, es adecuada para disfrutarla tal cual la elaboramos y bien fresquita. Aunque también se puede consumir caliente. No he probado a mezclarla con café u otro tipo de bebida de este tipo, pero no termino de ver la combinación. Supongo que todo es probar.

Por otro lado, sí veo que es una variedad de leche vegetal perfecta para elaborar masas, creo que funcionaría muy bien en panes, o incluso batidos de frutas.

La receta para hacer leche de patata

Ingredientes para 1 L aproximadamente

  • 275 g patata*, pelada
  • 800 g agua (700 g agua fría + 100 g agua de la cocción)
  • 35 g almendra molida
  • 2 dátiles Medjool, 80 g aproximadamente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla natural
  • 2 g sal

* En el apartado notas os detallo las variedades que podemos utilizar

Elaboración

Cocemos las patatas

  1. Lavamos y pelamos las patatas. Cortamos en rodajas de un grosor de 2 cm aproximadamente.
  2. Introducimos en la olla rápida WMF, en el cuerpo pequeño de 3 l., y llenamos de agua hasta la marca 1/2.
  3. Cerramos la olla, giramos el anillo del mango en cocción 1 y colocamos al fuego. Una vez que salga el primer anillo verde, cocinamos durante 6 minutos.
  4. Retiramos del calor, liberamos el vapor, agitamos la olla con suavidad y retiramos la tapadera.
  5. Sacamos las patatas con una espumadera y reservamos el agua de la cocción.

Olla rápida WMF, tarro para sal Emile HenryCuchillo de cocina Pallarès 

 Trituramos las patatas

  1. Colocamos las patatas cocidas en un procesador de alimentos junto con la mitad del agua.
  2. Procesamos a velocidad alta hasta lograr una consistencia muy suave y sedosa.
  3. Incorporamos el resto del agua y procesamos de nuevo a velocidad media alta durante 2-3 minutos. Debemos obtener una mezcla muy suave y sin grumos.

Añadimos el resto de ingredientes y procesamos de nuevo.

  1. Incorporamos la almendra molida junto con los dátiles troceados, la vainilla y la sal.
  2. Procesamos de nuevo durante 3 minutos hasta que los ingredientes se integren por completo.
  3. En este punto podemos probar la leche de patata y ajustar alguno de los elementos si lo deseamos. Incluso podemos añadir un poco más de agua si así lo consideramos oportuno.

Pasamos la mezcla por una tela de quesero.

  1. Sobre un bol amplio, colocamos un colador y, sobre este, una tela de quesero.
  2. Vertemos la mezcla sobre la tela. Cogemos los extremos, enrollamos y comenzamos a presionar.
  3. Este paso será un poco laborioso, tendremos que hacerlo con paciencia puesto que la mezcla pasa a través de la tela con un poco de dificultad. De vez en cuando, tendremos que liberar aire para favorecer que pase mejor. Este paso nos ayudará a retirar la pulpa de la almendra y las pequeñas porciones de la piel de los dátiles.
  4. Introducimos con un colador en una botella de vidrio, como esta preciosa de Revol.
  5. Servimos o refrigeramos.

Malla para exprimir y prensar GefuCuenco de cristal Nynet Mediterránea

Notas:

  • Idealmente, usaremos patatas Spunta (he usado esta variedad como resultado final), Kennebec o Russet. Puede hacerse con otras variedades, pero he probado con estos tres tipos y el resultado es bastante bueno.
  • Es muy importante que la patata esté cocida y no queden partes crudas. Pero, también es importante que no se exceda el tiempo de cocción de la misma para que conserve todas sus propiedades.
  • La almendra molida se puede sustituir por otro fruto seco molido si lo deseamos, como avellanas por ejemplo.
  • Si somos intolerantes a los frutos secos, omitiremos este ingrediente directamente. en este caso, para aportar un elemento graso, podemos usar aceite de coco u otro tipo de aceite vegetal con sabor muy suave.
  • La leche de patata, por sí sola, es bastante insulsa. Por esa razón aportaremos notas dulces y saladas para potenciar el conjunto. La sal es un elemento imprescindible para potenciar los sabores, os aconsejo no omitirla.
  • Para endulzar podemos usar el ingrediente que deseemos, en mi caso he usado dátiles, pero podemos utilizar sirope de Ágave, miel, sirope de Arce o el tipo de endulzante que vosotros consideréis. La cantidad de este ingrediente es totalmente a vuestra elección.
  • La vainilla aporta un aroma maravilloso a la leche de patata, procurad que sea natural y no artificial.
  • La cantidad final de agua va acorde a vuestros gustos. En mi caso con 800 g de agua, considero que tiene buena textura y consistencia, pero podéis hacerla más fluida o espesa. Os aconsejo añadir el agua poco a poco para que podáis probarlo y ajustar la consistencia deseada a vuestros gustos.
  • Se puede conservar en el frigorífico durante 3-4 días.
  • Esta variedad de leche no permite congelación, al igual que la patata. La consistencia cambia y no es agradable.

No puedo esperar a saber qué os parece y que os animéis a preparar esta leche de patata para saber qué os ha parecido. Si bien es cierto que no es lo que nuestro paladar puede esperar, si lo comparamos con leche de vaca, sí que es una bebida agradable de consumir y que nos reportará muchos beneficios a nuestro organismo.

De modo que ¡deseamos saber vuestras experiencias!

 

 

Fuentes: The Conversation, The Conversation, Dr. Axe, Uppers

Autora de la receta: Eva de Bake Street

Comentarios

Eva {Bake-Street} dijo:

Hola, Yolanda :)

Claro, porque si la elaboramos en casa, este ingrediente, es totalmente facultativo. Puedes optar por utilizarlo o no, sin embargo cuando la compramos envasada, no tenemos esa opción. En mi caso he usado dátiles porque me gustan, pero como os comento en el apartado notas, pueden usarse estos u otro tipo de endulzante (siempre que así lo desees, no es obligatorio). Considero que mejora mucho el sabor final, pero esto queda a vuestros gustos.

En las notas os detallo esto:

Para endulzar podemos usar el ingrediente que deseemos, en mi caso he usado dátiles, pero podemos utilizar sirope de Ágave, miel, sirope de Arce o el tipo de endulzante que vosotros consideréis. La cantidad de este ingrediente es totalmente a vuestra elección.

Gracias por tu comentario, un abrazo!

Yolanda dijo:

Hola, no entiendo muy bien que afirmes que si se hace en casa esta leche no tiene azúcar si en la receta se usan dátiles que tienen un alto contenido en azúcares ( unos 63 gramos por cada 100)

Eva {Bake-Street} dijo:

¡Buenos días, Milagros!
No sabes cuanto me alegra saber que te ha gustado y vas a animarte a probarla! Ya nos contarás qué tal! :D

Respecto a tu pregunta, es cierto que en este caso sí deseché la pasta de almendras y patata (de esta cantidad había prácticamente nada). Se me ocurre que puedas darle el mismo uso que se le da al excedente de almendra molida cuando hacemos leche de almendras (puedes encontrar la receta en el blog de Claudia https://www.claudiaandjulia.com/blogs/general/como-hacer-leche-de-almendras).

Podrías secarla en el horno y destinarla para galletas, bases friables de tartas… Tal vez incluso en una masa de bizcocho. Espero haberte ayudado, un abrazo!

milagros dijo:

Me encanta el post y sobre todo probar cosas funcionan.Acabaré haciendo porque es una manera perfecta de introducir mas alimentos vegetarianos y de paso equilibrar el bolsillo. Y ya puestos, ya que yo reciclo todo, que hacemos con el bagazo de patata+frutos secos, alguna idea porfis? para hacer el combo perfecto-besos

Eva {Bake-Street} dijo:

Buenas tardes, Elena :)

Antes de nada, muchas gracias por tu comentario y tu tiempo. Tal y como detalla Claudia, sí se especifica en el post el error que cometemos (todos nosotros) al denominarla “leche de patata”. Si lees el post, cuando llegas al apartado – ¿Qué es la leche de patata? – , encontrarás esta cita:

La leche de patata es una leche o bebida vegetal elaborada a base de patatas…

Legalmente, las leches vegetales no pueden denominarse “leche” como tal a excepción de la leche de almendras.

Y, ¿Por qué puede denominarse como leche a diferencia de las otras bebidas vegetales?

El Codex Alimentarius, define leche como “la secreción mamaria normal de animales lecheros obtenida mediante uno o más ordeños sin ningún tipo de adición o extracción, destinada al consumo en forma de leche líquida o a elaboración ulterior”.

En base a esta definición, es incorrecto hablar de leches vegetales (soja, arroz, avena), por lo que deben nombrarse bebidas vegetales. Pero, dentro de éstas, la procedente de las almendras sí que puede denominarse leche de almendra, debido a su uso tradicional.

No es correcto denominarlo de ese modo, pero es como el público lo conoce y, lo más importante, se le ha dado a conocer. Por lo tanto, es de este modo como la buscaran.

Aquí puedes leer más sobre este tema: https://www.cato.org/blog/yes-virginia-almond-milk-can-be-called-milk

Si en el post se ha denominado de esa forma, es porque se busca por esa terminología en los buscadores. Esta hecho para facilitar que la receta se encuentre. Pero, dentro del propio post (cuando lo lees) puedes ver que se detalla la explicación de que se trata de una bebida vegetal y aclarar que denominarlo así sería un error.

Gracias de nuevo, un abrazo!

Claudia dijo:

Hola Elena, tienes toda la razón y de hecho en el post así lo indicamos, de que en realidad no la debemos llamar leche… Pero a la vez nos vemos algo obligados porque nos ha venido heredado así y es lo que la gente comprende (si la llamamos agua de patata la gente se confundirá respecto al agua resultante de hervir la patata, que no es la idea). Gracias por tu aportación y comprensión… Tal vez llamarla Bebida Vegetal de Patata será lo más adecuado. Saludos!

elena dijo:

tenemos por costumbre decir , y poner nombres a las bebidas liquidas vegetales en leches que no lo son ni la leche de almendras que tampoco lo es , es bebida de almendras como todo el restos de bebidas vegetales , la leche natural es de origen animal , bien de cabra , vaca etc , por favor ,no cometan el error de poner a una bebida vegetal en leche que no lo es , por supuesto . increible

Dejar un comentario