Cocer castañas, que no asarlas, es de las cosas más fáciles que puedes hacer si te planteas cocinar castañas y el resultado es delicioso. Recuerdo con cariño como en casa, de pequeña, a la hora del postre de los domingos de otoño llevaban a la mesa dos bandejas: una con castañas asadas al fuego, y la otra con castañas cocidas. La verdad es que era difícil decidir cuáles estaban más ricas. ¡Desaparecían siempre todas!

Puedes preparar castañas cocidas haciendo uso simplemente de un cazo o una olla pequeña, pues ocupan poco y en un momento el agua empezará a hervir. O puedes hacerlas aún más rápidamente en la olla rápida. Es sin duda una excelente opción para ganar aún más tiempo.

Hacer castañas cocidas tiene muy pocos secretos, pues es una cocción simple y rápida. Pero os dejo un fácil paso a paso y algunos trucos e ideas para que queden en su punto. ¡Y deliciosas!

Si no has cocido castañas debes hacerlo. Creo que te sorprenderá el resultado: quedan tiernas y sabrosas, con su sabor a castaña tan característico. Si las cueces bien, cosa que cuesta muy poco, son super rápidas de pelar y son una forma estupenda de disfrutar del otoño y cargarse de energía.

 

Ingredientes

  • Castañas (cantidad a elección de cada uno)
  • Una cucharada de sal
  • Anís (opcional, aunque es un añadido de lo más popular)
  • Una hoja de laurel (opcional)

Preparación (en olla convencional y en olla rápida)

  1. Limpia las castañas, pasándolas por agua en un colador.
  2. Practícales un corte profundo*. No hace falta hacer una cruz, puede ser un corte transversal simplemente, pero sí cortar la piel de la castaña para que el agua pueda penetrar.
  3. Si cueces las castañas al modo tradicional: Pon agua en un cazo o una olla de tamaño medio, en cantidad suficiente para cubrir las castañas que quieras cocer sobradamente. Pon el agua a calentar y, cuando esté caliente, aplica una cucharada de sal y media cucharadita de anís (también, si quieres, la hoja de laurel). Introduce las castañas y déjalas cocer durante 35-40 minutos a fuego suave (el justo para mantener el hervor cuando ya haya empezado a hervir). Pasado ese tiempo retira del fuego y cuela el agua.
Si cueces las castañas en olla rápida: introduce agua en la olla rápida (que pueda superar en un par de centímetros la altura que vayan a ocupar las castañas), enciende el fuego y, cuando empiece a estar el agua caliente, añade una cucharada de sal y media cucharadita de anís (y la hoja de laurel, opcionalmente). Cierra la olla rápida y ponla a fuego medio, hasta que salgan los dos anillos de presión. Mantén al fuego 7-8 minutos y para el fuego. Espera que pierda presión por sí sola y, cuando puedas abrir, abre la olla y cuela las castañas.
4. Espera unos minutos, hasta que hayan perdido calor, y puedes pelarlas con ayuda de un cuchillo, o servir en la mesa cuando aún están algo calientes, a la hora del postre, y que cada comensal se pele las que vaya a tomar, como se ha hecho siempre.

 

Receta para cocer castañas

Notas

  • Escoge bien las castañas: idealmente deben ser duras y de un marrón brillante.
  • Que sean todas de un tamaño parecido, para asegurar una cocción par.
  • *Sin duda, para hacer esos cortes a las castañas, no hay mejor cuchillo que el especial para ajos y castañas de Opinel -su punta curva y afilada y la forma de la hoja, corta, te permite coger la castaña de tal forma que puedes ejercer esos cortes con gran destreza.
  • El tiempo de cocción variará algunos minutos según las castañas sean más grandes o pequeñas.
  • Al pelar las castañas es importante retirar tanto la cáscara exterior como la capa de piel interior, las amarga.
  • Una vez cocidas y peladas, pruébalas también bañadas en un glaseado de azúcar... ¡O serán éxito asegurado si las sirves a la hora del café bañadas en chocolate fondant! Un bocado de castaña y chocolate es un acompañamiento ideal para cerrar cualquier reunión familiar.

Comentarios

montse dijo:

les castanyes fetes amb olla a pressió, no tinc clar si els 7-8 minuts són sense abaixar el foc o és a màxima potència.

Claudia dijo:

Qué alegría Mireia, me alegro mucho!! La verdad es que sí están ricas, mucho, un vicio para toda la family! Saludos, Claudia

Mireia dijo:

¡Pero qué ricas! No las había probado nunca así, y la verdad es que estoy como dices tú, ya no sé si las prefiero asadas o cocidas! Muchas gracias por la receta :)

Dejar un comentario