Cómo hacer café de calidad en casa

Publicado el Oct 04, 2016. 2 comentarios

Hoy vamos a hablaros de cómo hacer un café de calidad en casa, porque el saber no ocupa lugar y hay ciertas pautas para que salga perfecto. Os lo contamos.

¿Qué es el café?

El café es una bebida que se obtiene por la infusión en caliente (y en ocasiones a presión) de la semilla tostada y molida del cafeto. 

La planta del café o cafeto es originaria del África tropical, concretamente de Madagascar e islas aledañas del océano Índico. Exportada a otros países de todo el mundo, en la actualidad se cultiva en amplias regiones ecuatoriales de Sudamérica, sudeste de Asia, India y África. Y las primeras pruebas del consumo de café tal como hoy lo conocemos datan del siglo XV en el Yemen. 

El café tiene un efecto ligeramente estimulante debido a la presencia de la conocida cafeína. Esto lo ha convertido en una de las bebidas más populares en todo el mundo.

Métodos de preparar café

Los humanos hemos inventado a lo largo de la historia diversos métodos para extraer lo mejor del grano de café. Los distintos aparatos usados requieren de distintos grados de molienda del grano, pero en cuanto a los métodos actuales se pueden resumir en los siguientes:

  1. Cafetera tipo italiana: todos las conocemos pues han sido y son muy populares en nuestro país. Puede variar el diseño, pero el fundamento es el mismo: dos recipientes separados por un sifón en el que se coloca el café molido. El agua del recipiente inferior se calienta y asciende por presión a través del café, dejando la bebida preparada en el recipiente superior. A mi me encantan las de Bra, que son de acero inoxidable.
  2. Cafetera de émbolo o prensa francesa: en esta cafetera se prepara una mezcla del café con agua hirviendo que se deja saborizar para acabar prensando la infusión y filtrando el líquido obtenido con un filtro de émbolo.
  3. Cafetera espresso: estas cafeteras, muy comunes en bares y restaurantes, precisan de corriente eléctrica para generar la presión y temperatura que hace pasar el agua a través de un filtro metálico que contiene el café molido.
  4. Cafeteras de goteo: entre ellas están las cafeteras tipo Melitta, que todos conocemos, y las cafeteras Chemex, tan de moda. En ambos tipos el café se obtiene haciendo pasar agua hirviendo por un filtro de papel que contiene el café molido. El café se recoge por gravedad. Más adelante hablamos de las particularidades de la Chemex.
  5. Cafeteras de sifón: para los sibaritas del café, en este tipo de cafetera se calienta con un mechero el agua contenida en un recipiente de cristal comunicado con otro recipiente, colocado sobre él, donde se encuentra el café. El agua hierve y sube al recipiente superior, saborizándose con el café de forma similar a como ocurre con la cafetera italiana, pero entonces se debe apagar el mechero. Al enfriarse el recipiente inferior se produce una succión del café, que desciende al recipiente inferior ya listo para consumir.

 

cafeteras bella, chemex y WMF

Cafetera italiana Bella, cafetera de goteo Chemex y cafetera de émbolo WMF con set de tazas y mezclador

 

Preparar un buen café con una cafetera italiana Bra Magna

Como hemos dicho antes, las cafeteras italianas son de las más populares en nuestro país, por su facilidad de uso, su buena relación calidad-precio y por sus excelentes resultados. La cafetera Bra Bella, al igual que su hermana la Bra Magna, aúna las virtudes de las cafeteras italianas con un diseño precioso que la hace perfecta para servir en la mesa. Además, éstas son de acero inoxidable y se pueden usar en todo tipo de cocinas, incluida la inducción.

Os contamos cómo hacer un buen café con cualquier cafetera italiana:

  1. Usa un buen café: parece de perogrullo, pero no todo el mundo lo hace.
  2. Dosifica bien el agua: las cafeteras italianas suelen tener una válvula en el cuerpo y se recomienda llenar de agua hasta la altura de esta válvula.
  3. Trata el café con cariño: el café se debe dejar caer sobre el filtro metálico, sin aplastarlo ni forzarlo para que quepa mucha cantidad. Para aplanarlo golpearemos lateralmente el filtro con una cucharilla.
  4. Mantén el fuego constante: los cambios bruscos de temperatura afectan al sabor del café. Una vez encendido el fuego mantén su intensidad constante, sin que la llama sobresalga del fondo de la cafetera, y no apagues el fuego hasta que no haya salido la última gota de café por el conducto interior.
  5. Remueve el café antes de servirlo: poca gente sabe que es conveniente remover el café obtenido, puesto que la concentración del líquido que se obtiene al principio no es igual que al final de la extracción y puede quedar algo estratificado. Si no removemos puede que no todas las tazas que sirvamos tengan exactamente la misma concentración.

 

cafetera Chemex y cafetera Magna

Cafetera Chemex junto al set de lechera y azucarera Chemex, y cafetera Magna

 

Preparar un buen café con una cafetera Chemex

Estamos seguros de que ya habréis visto la preciosa cafetera Chemex alguna vez. Esta cafetera de tipo goteo la inventó un químico alemán, Peter Schlumbohm, que la patentó en 1941.

La cafetera Chemex es de vidrio, con forma de reloj de arena, y hace uso de unos filtros de papel patentados y con un tratamiento especial, con lo que separan la mayor parte de los aceites del café y los sedimentos. De esta forma el fabricante asegura que se elimina el amargor.

El café que se obtiene con la cafetera Chemex es del tipo americano, más diluido quizá de lo que se suele ver en nuestro país, pero su sabor es intenso y puro.

Os contamos cómo hacer un café perfecto con la cafetera Chemex:

  1. Coloca el filtro correctamente: el filtro hay que abrirlo en forma de cono de manera que uno de los lados tenga 3 capas de filtro. El sumidero debe cubrirse con esta zona de 3 capas.
  2. Dosifica bien el café: la dosificación recomendada es de una cucharada un poco colmada por cada taza de 140ml que quieras preparar. Aunque por supuesto se puede variar si se quiere el café más cargado.
  3. Humedece el café: calienta el agua necesaria, espera a que deje de hervir y vierte suficiente agua sobre el café molido para humedecerlo. Espera 30 segundos. La temperatura perfecta del agua en este punto es 93 ºC.
  4. Vierte el agua: después de humedecer el café, vierte lentamente el agua manteniendo el nivel bastante por debajo del borde superior de la cafetera. Hazlo con un movimiento circular (empezando desde fuera) o de vaivén sobre el café molido para que se empape todo por igual.
  5. Espera a que gotee todo el café preparado: el líquido cae por gravedad desde el filtro y se recoge en el parte inferior de la cafetera. Desecha el filtro.

Ya puedes servir un excelente café preparado con tu cafetera Chemex. Si además usas el conjunto de azucarera y lechera a juego, con el mismo diseño que la cafetera, o la lechera Le Creuset, dejarás a tus invitados con la boca abierta... Y eso no tiene precio.

En resumen:

Qué hace tan especial a la cafetera Chemex

  1. Su diseño, pero
  2. sobre todo sus filtros, más gruesos y que filtran más a fondo.

     Referencias:


    ARTÍCULOS RELACIONADOS




    Comentarios

    • Publicado por Claudia el Oct 05, 2016

      Pues me parece muy interesante, Rosa, muchísimas gracias por tu aportación!! Un saludo!

    • Publicado por Rosa Texidor el Oct 05, 2016

      En una ocasión leí un artículo en el periódico que decía que para hacer un buen café en la cafetera italiana era muy importante poner el agua hirviendo dentro la cafetera así el café no sufre durante el tiempo que tarda en llegar a ebullición. Desde entonces lo hago y va muy bien.

    ¡Nos gustaría saber tu opinión!