Si no has oído hablar de la brown butter, hoy se abrirá un mundo ante ti. La brown butter, también llamada mantequilla noisette, mantequilla avellanada, mantequilla marrón o tostada, es el ingrediente que hace maravillas en cualquier receta, ya sea en repostería o en recetas saladas, y es facilísima de hacer. La brown butter sube de nivel cualquier receta que hagas con ella (¡Por algo será que hay quien lo llama "oro líquido"!).

De lo más popular en Francia y conocida allí como beurre noisette o brown butter en inglés, toma su nombre por el aroma que contiene (coge un sabor a avellana inigualable) y por su color (la mantequilla se vuelve de un color tostado).

Hoy te cuento cómo tostar la mantequilla para hacer la popular Beurre noisette y cómo usarla. ¡Tardarás 5 minutos en prepararla y te sorprenderá todo lo que puedes hacer con ella!

Cómo hacer brown butter

Cómo hacer brown butter o mantequilla marrón

Preparar mantequilla marrón es facilísimo. Lo que pretendes es eliminar la parte no grasa de la mantequilla (o sea, eliminar el suero, el agua), y luego tostar la mantequilla hasta que adquiera un tono dorado o castaño claro, sin llegar a quemarse.

Para hacerla, solo necesitas media barra de mantequilla o una barra entera y un cazo o sartén. Te cuento cómo hacerla: 

 

Cómo hacer brown butter


  1. Corta la mantequilla en cubos, de un tamaño similar para que se derrita y tueste de forma homogénea.
  2. Introdúcela en un cazo o en una sartén alta y enciende el fuego a potencia media.
  3. Deja que la mantequilla se derrita por completo (un minuto aproximadamente) y mantenla allí, sin dejar de remover.
  4. Verás que empieza a burbujear, seguido de un periodo de intenso salpicoteo. Es el suero (la parte que queremos eliminar), que empieza a evaporarse.
  5. Mantenlo al fuego hasta que deje de explosionar, sin dejar de remover. Baja el fuego al mínimo si salpica mucho. El proceso te llevará unos 4 o 5 minutos.
  6. Cuando la mantequilla deja de salpicar, verás que se forma una espuma de burbujas ligeras, la mantequilla ha empezado a volverse dorada y hay algunos sólidos en el líquido (son los restos sólidos de la leche, que se precipitarán al fondo).¡En un minuto tendrás la brown butter lista!
  7. Para saber que tienes la mantequilla noisette lista, hay dos indicadores: primero, el color, que debe ser dorado como el oro y los restos sólidos toman un color tostado (¡nunca demasiado, o se habrá quemado!). El segundo indicador es el olor: tras un minuto después de dejar de salpicar y ya tomado el color dorado, empezarás a oler un aroma tostado, acaramelado, avellanado. ¡Ya la tienes!
  8. Si quieres una mantequilla noisette suave, llegado ese punto puedes retirarla. Si buscas una mantequilla noisette más intensa, mantenla al fuego un minuto más, sin dejar de remover, para tostarla más sin llegarla a quemarla, o arruinarás el sabor a caramelo que has conseguido.
  9. Cuando está en el punto deseado, es importante retirarla en un recipiente o bol resistente al calor (de mantenerla en el cazo, se seguiría tostando con el calor que retiene).

La mantequilla marrón puedes tostarla más o menos, pero no debe quemarse (muestra de la mantequilla poco dorada y algo más tostada):

Cómo tiene que quedar la brown butter

Cazo Fusiontec de WMF, tabla de madera de bambú WMFcuchillo para la mantequilla Pallarès

 

Nota: La mantequilla marrón también se llama beurre blond (mantequilla rubia) o beurre brun (mantequilla morena).

 

Cómo usar la brown butter o mantequilla avellanada

Si bien la mantequilla tradicional es cremosa y te ayuda a preparar recetas estupendamente, la mantequilla marrón es otro mundo, es el ingrediente que, por sus aromas, mejorará cualquier receta en que la uses.

La brown butter puedes usarla líquida (tras perder temperatura, si quieres) o guardarla en la nevera tapada herméticamente, se solidificará y puedes usarla los días posteriores.

Usos para la brown butter:

  • Para bizcochos: cualquier receta que incluye mantequilla debería llevar en realidad brown butter: sustituye parte de la mantequilla de tus recetas con ella.
  • Añádela como ingrediente de tus galletas: a todo el mundo le gustan las galletas... pero les gustarán aún más si las haces con mantequilla noisette.
  • Para hacer tortitas: añade el toque de la mantequilla avellanada en tus panqueques.
  • Para desayunar unas tostadas: nada que ver disfrutar del desayuno con mantequilla tradicional o con brown butter. 
  • Añádelo en la granola, verás qué rica sabe y cómo casa el sabor de la mantequilla noiesette en ella.
  • Añádela a las recetas de gofres.
  • Aporta el aroma de la avellana a tu receta de crepes.
  • Tuesta garbanzos en una bandeja con hierbas y la beurre noisette, toman un sabor inigualable.
  • Añádelo a las palomitas cuando las hagas dulces en casa.
  • Los huevos fritos, rotos, al microondas, para hacer tortillas... que sean con un toque de esta mantequilla encima, enriquecerás su sabor, sin dejar de poner los otros condimentos con que vayas a acompañarlos.
  • Cuando prepares sandwiches mixtos, tuéstalos en mantequilla noisette, ¡Verás que giro a esos sandwiches tradicionales!
  • En pasta: añade un chorro de mantequilla líquida a tus ensaladas de pasta frías, o saltea la pasta por una sartén o un wok con mantequilla noiesette cuando la sirvas caliente (no dejes de añadir tus demás ingredientes en esa pasta, desde anchoas a queso, tomates secos, aceitunas, verduras...
  • Prepara el pescado, ya sea en la parrilla o al horno, con mantequilla noisette: un buen chorro de esa mantequilla te encantará, tanto en pescado blanco como azul.
  • Aplícalo en el puré de patata: te sorprenderá lo bien que quedan las patatas con su sabor.
  • También en las patatas asadas al horno.
  • Saltea los vegetales en sartén o en wok con la mantequilla noisette, o añádela cuando hagas los vegetales a la parrilla. Seguro que sabes lo bien que saben los vegetales con el sabor a frutos secos.
  • Para asar carnes, ya sea en la parrilla o al horno -añade la mantequilla en la base de la parrilla o pincela la carne que pongas al horno (o añade un buen trozo de la mantequilla en la base de la cocotte o bandeja en que la prepares).
  • Haz pan con la mantequilla noisette, como pan de soda: es fácil añadir esa mantequilla en la receta y le aportará sabor a fruto seco al pan.
  • Para hacer salsas: mezcla la brown butter con hierbas, especias, vinagre, limón, mostaza, miel, fruta... La mezcla con cualquiera de estos ingredientes puedes usarla para condimentar pescados, carnes y salsas. ¡Ensaya tus mezclas favoritas!

Cómo usar la brown butter

Espero haberte convencido sobre el uso de la Brown Butter. Desde que la descubrí, siempre tengo mi botecito en la nevera para usarla en todo. Si te animas a hacerla, no tengo duda de que te pasará igual. ¡Me encantará que me lo cuentes!

 

 

Claudia.

 

Claudia Ferrer

Comentarios

Claudia dijo:

¡¡Me alegro mucho de que te haya parecido interesante, Silvia!! A hacerla entonces y a usarla para todo :) saludos!

Silvia de Recetasenmimaleta dijo:

La verdad es que me ha sorprendido el artículo ya que yo la conocía y la he usado para hacer algunos bizcochos o madeleines por ejemplo pero nunca se me hubieran ocurrido otros usos y sobre todo la idea de dejarla solidificar y guardarla para otras cosas. Me ha encantado. No tardo en hacerla para ver en que la uso.

Claudia dijo:

Veo que compartimos opinión, Maria Clara :) Un saludo y a seguir disfrutando de ella. Claudia

Claudia dijo:

Hola Wendy, ciertamente son primos hermanos con el Ghee, aunque el ghee es mantequilla clarificada y esta no la separamos de los sólidos, sí que en aroma es lo mismo. ¡Absolutamente deliciosa! Graicas! Un saludo, Claudia

Claudia dijo:

Hola Conchita, la verdad es que es más o menos igual en grasa, porque lo que quitas es el suero, no la grasa. Lo que sí es cierto es que parte de la grasa son los restos sólidos que van al fondo, y esos no los usas, así que esa grasa sí la evitas. Pero el aroma a avellana no tiene igual, ¡Espero que te animes con ella! Saludos, Claudia

Claudia dijo:

Hola Miguel Angel, la espuma se va sola, ya verás que al ir removiendo acaba desapareciendo ;). ¡Verás qué rica!

Claudia dijo:

Hola Anna, ¡Muy bena pregunta! El ghee es mantequilla clarificada y llevada un paso más allá: se separa el suero de la grasa y se tuesta (pero es mantequilla clarificada , perfecta para . En la mantequilla noisette no se separan los restos, no se para por una malla ni se cuela la grasa (es mantequilla tostada para que coja el sabor a avellana, pero no es mantequilla clarificada). Espero haber resuelto la duda. ¡Saludos! Espero que te guste

MARIA CLARA dijo:

Desde que la descubrí, no falta en mi casa, ni en la de mis amigos y familia. Esta deliciosa. Gracias

MARIA CLARA dijo:

Desde que la descubrí, no falta en mi casa, ni en la de mis amigos y familia. Esta deliciosa. Gracias

Wendy dijo:

Adoro el ghee. Lo hago en la slow cooker, 8 hrs en baja y genial además de el olor que queda, que es dulce y maravilloso

Conchita dijo:

Es mas sana que la mantequilla? tiene menos grasa?

Irene Bañón dijo:

También se conoce con el nombre de Ghee. Es delicioso y cuenta con múltiples beneficios!

Miguel Angel dijo:

Hola.
No conocía esta receta. Tengo una duda…en las fotos veo que la desespumas…es necesario desespumar? Supongo que si, a fin de quitar esa parte no deseada de la mantequilla que no se evapora. Gracias¡¡¡

Anna dijo:

Pues no la conocía! Pero me queda la duda existencial… ¿Qué diferencia hay con el Ghee? El proceso es el mismo y, por las fotos, diria que el resultado final, bastante parecido. A ver si me ayudáis! Gracias!

Dejar un comentario