Hoy os traigo una receta de un plato muy socorrido, que siempre va de la mano de un buen pan para mojar: las albóndigas. Pero esta vez las acompañaremos con una salsa distinta a la habitual. Vamos a hacer albóndigas con una salsa nórdica, que me parece la mejor forma de estrenar la nueva sartén antiadherente Nordik de Bra.

Esta receta está inspirada en la de las albóndigas suecas o Köttbulllar, que es un plato popular de los países nórdicos y que se suele servir acompañado, además de por la salsa, por un puré de patatas y por unas rodajas de pepino marinadas al estilo sueco.

Al no disponer tradicionalmente de aceite de oliva, las albóndigas se freían en mantequilla. Nosotros, para que sean más ligeras, las freiremos con un poco de aceite de oliva y lo haremos en la misma sartén en la que cocinaremos la salsa. 

Aprovecharemos las grandes ventajas de la sartén Nordik, que además de tener un diseño y unos colores que me encantan. Son unas sartenes perfectas para el día a día, porque las podemos manejar con mucha comodidad, no se nos va a pegar nada gracias a su antiadherente y además nos ayudan a cocinar más rápido, gracias su estupendo reparto de la temperatura. Sin duda, ¡las Nordik son unas sartenes con una gran relación calidad-precio!

¿Empezamos con la receta? Pues tomad nota de los ingredientes y a por ella (más abajo tenéis la receta en vídeo para seguir el paso a paso).

Sartén Nordik de Bra

Ingredientes

Para las albóndigas:
  • 450 g de carne picada
  • 1 cebolleta fresca pequeña o 1/2 grande
  • 1 cda de perejil fresco picado
  • 1 cda de azúcar moreno
  • 1 cdta de ajo en polvo
  • 1 cdta de nuez moscada
  • 1/4 cdta de pimienta molida
  • 1 cda de salsa de soja
  • Sal al gusto

Para la salsa:

  • 25 g de mantequilla
  • 3 cdas de harina de trigo
  • 400 ml de caldo de setas o verduras
  • 1 cda de salsa de soja
  • 1 cda de mostaza
  • 200 ml de nata para cocinar
  • sal al gusto

Elaboración

Para las albóndigas:

  1. Para empezar corta o pica la cebolla (cuanto más pequeña mejor) y pica también el perejil.
  2. En un bol añade la carne, la cebolla, el perejil, el ajo en polvo, el azúcar moreno, la nuez moscada, la pimienta molida, la salsa de soja y una pizca de sal.
  3. Mezcla bien para que todo quede integrado y, con las manos o con ayuda de unas pinzas para albóndigas forma bolas más o menos del mismo tamaño (aprox. salen unas 16-18).
  4. En la Sartén Nordik de Bra, agrega un fondo de aceite (si quieres hacerlas al estilo más tradicional nórdico, usa mantequilla), y fríe las albóndigas, dándoles la vuelta para asegurarte de que se hacen por todos lados y resérvalas tapadas en un plato o en una bandeja.

Para la salsa:

  1. Limpia la sartén para eliminar el aceite y los restos de la fritura, añade la mantequilla y deja que se derrita.
  2. Seguidamente, agrega la harina y remueve para que todo quede bien integrado hasta que la harina se vaya tostando. 
  3. Echa el caldo caliente poco a poco y mueve bien con la ayuda de unas varillas o una espátula, para que no se formen grumos. Deja que espese ligeramente sin dejar de remover.
  4. Incorpora la mostaza y la salsa de soja, y remueve hasta que queden bien integradas.
  5. Cuando vaya espesando, añade la nata, un toque de sal y vuelve a remover para integrarlo todo bien.
  6. Incorpora las albóndigas y, si quieres, puedes añadir un poco de eneldo y perejil fresco antes de servir.

Sartén Nordik de Bra

Puedes acompañarlas con unas cucharadas de puré de patatas algo espeso, o de arroz blanco cocido y así tienes un plato único de lo más completo. Y para que sean al más puro estilo nórdico, sírvelas con unas rodajas de pepino. ¡Buen provecho!

Claudia Ferrer

Dejar un comentario