Consejos para disfrutar de un buen té

Publicado el Feb 23, 2016. 3 comentarios

El mundo del té es complejo y apasionante, tanto por la gran variedad de tés que existen -cada uno con sus peculiaridades, virtudes y aromas-, como por el respeto hacia el ritual que existe en el proceso de su elaboración.

Para empezar me gustaría aclarar que hay 6 clases de té (blanco, verde, negro, rojo o Pu'erh, yellow o amarillo y té Oolong o azul), todos provenientes de la misma planta, la Camellia. Todo lo demás, a pesar de estar caliente y en una taza... ¡Es una infusión! Sí, desde hierbas como la menta, a frutas como la manzana... lo que no provenga de la Camellia no se puede considerar té.

 

 

Hecha la aclaración, creo que resulta interesante conocer algunas de las pautas que dictan los apasionados de esta tradición.

Como punto elemental, debemos tener claro el concepto de que no queremos quemar las hojas de té y por lo tanto no debemos echarle agua hirviendo (aunque suele hacerse en las infusiones, dado que quieres asegurar sacar todo el sabor y rehidratar el fruto). Como guía para preparar un buen té puedes tomar estas temperaturas:

Para preparar té blanco: 65–75°C
Té verde: 75–85°C
Té negro: 85–95°C
Té Oolong: 90ºC
Té rojo: 95ºC
Infusiones: 100°C

Seguramente pensarás que no quieres depender de un termómetro para la toma de tu té, pero "todo maestrillo tiene su librillo", dicen: cuando empieces a ver que del hervidor o tetera sale humo (vapor) y empieza a vibrar, tienes el agua a unos 65-75ºC, ideal para el té blanco; cuando observas mucha vibración y muchas burbujas (sin llegar a hervir), el agua se encuentra a la temperatura ideal para el té negro y el Oolong; entre un estado y el otro, tendrás el agua a la temperatura adecuada para elaborar un delicioso té verde. Si ha empezado a hervir, es que ha llegado a los 100ºC.

Hablando del agua, no podemos olvidar que ésta es una de las dos materias primas que usamos para la elaboración del té. Es recomendable usar siempre agua fresca (no recalentada), dado que cada vez que la calientes se concentran los minerales que contiene; de la misma forma, es interesante usar siempre la cantidad justa de agua para llenar las tazas que vayas a servir, porque se generará menos cal en la tetera.

La segunda materia prima para la elaboración del té es, como no, las hojas de té. Tal vez no es necesario decirlo pero a mayor calidad, mejores resultados obtendrás. En la sección Despensa incorporamos la marca Kusmi Tea, una de las marcas más valoradas en todo el mundo en lo que té se refiere. La calidad de las hojas que usan y las mezclas de que disponen son increíbles. 

 

té kusmi tea

Botes Kusmi tea individuales, packs de cinco tés Kusmi Tea y caja metálica "The collection"

 

Puedes elegir algunas de las variedades más conocidas de Kusmi Tea en botes sueltos de tamaño generoso (de 125gr, que es bastante cantidad si tienes presente que se trata de hojas secas), o si quieres adentrarte en el mundo de los tés o probar distintos tés de la marca, te animo a ver los packs de 5 latas de pequeño formato que contienen distintos tipos de té: encontrarás el pack de té verde, el de tés ideales para la tarde (Afternoon Tea) y los tés bienestar o Wellness. En sus descripciones descubrirás cada una de sus composiciones, ¡Seguro que algunos te sorprenderán!

Si te estás planteando descubrir la marca Kusmi Tea para sorprender a un amante del té, la caja metálica "The Collection", con 15 tés distintos, será todo un acierto, por su variedad en tés y calidad del surtido.

 

tetera y hervidor

Tetera de hierro Tokyo Design, que incluye filtro en su interior; hervidor Tradición Le Creuset

 

El último elemento a tener en cuenta es el utensilio con el que vas a prepararlo. Puedes optar por usar una tetera que ya contenga el filtro -las de hierro habitualmente lo contienen, como todas las que tenemos de Tokyo Design Studio-, por lo que introducirás el agua y el té, y lo pondrás al fuego a calentar; o puedes usar un hervidor para calentar el agua, para luego  preparar el té en la taza directamente. En este caso, requerirás de un filtro metálico o de las cómodas bolsitas desechables en las que puedes disponer el té que vayas a tomar.

 

filtros de té

Infusor, filtro de té metálico y filtros de té en bolsas desechables

 

Vistos distintos elementos importantes en la elaboración del té, vamos ahora a repasar los pasos a seguir para elaborarlo:

1. Pon el agua que vayas a requerir en el hervidor o en la tetera.

2. De mientras, prepara el filtro de té o las bolsas desechables con una cucharada de té por persona que vaya a tomarla.

3. Cuando el agua está a la temperatura adecuada para el té que vas a tomar, retírala del fuego.

4. Introduce el filtro en la tetera o echa el agua en la taza, según uses hervidor o tetera. Deja el té durante 3 minutos, y retíralo (como más rato lo dejes, más amargo será el té... pero hay quien lo prefiere así, deberás encontrar el tiempo ideal para tu gusto).

5. Si has usado bolsitas de té, nunca las aprietes con la cuchara en el lateral de la taza, o desprenderás los taninos naturales que poseen las hojas; si sencillamente la retiras de la taza, no lo amargarás más.

6. Si has preparado té para servir varias tazas, dispón primero un poco de té a cada una, para luego acabar de llenarlas, así asegurarás que todas las tazas tienen la misma calidad de té.

 

Tomar té es para algunos una buena solución cuando queremos quitarnos el frío de encima; para otros, una costumbre de buena mañana o una estupenda forma para terminar una comida... Sea el momento del día que sea, o independientemente de la excusa que te invite a tomarlo, te animo a prepararlo con cariño y a disfrutar de cada sorbo, porque es toda una experiencia. Realmente gratificante y reconfortante. 





Comentarios

  • Publicado por Rosa el Mar 18, 2016

    Genial el post! Me habéis tocado la fibra tetera ;) Y me habéis dejado totalmente enamorada de la taza de la primera foto. ¿La tendréis en la tienda?
    Muchas gracias, como siempre, por acertar con todas vuestras propuestas y consejos.
    Un abrazo,
    Rosa

  • Publicado por Claudia el Feb 24, 2016

    Hola Marta, me alegra que lo hayas encontrado interesante. La verdad es que es un mundo que da mucho de sí :) Tomo nota de tu petición, a ver si puedo darte respuesta en un furo post. Gracias por la sugerencia, muy interesante! Saludos, Claudia

  • Publicado por Marta Tolosana el Feb 24, 2016

    Que buen post, yo soy una amante del té y me ha gustado mucho poder recordar las temperaturas.
    En otro post nos podrías habalar de las propiedades de diferentes tés?
    Gracias

¡Nos gustaría saber tu opinión!