Receta Bundt de Rollo Húngaro con Crema de Nueces

Publicado el Dec 06, 2015. 6 comentarios

 Patri, autora de Sabores&Momentos, nos trae hoy una receta deliciosa y sorprendente para preparar en tu molde bundt: se trata de un rollo húngaro, una masa suave tipo brioche (¡Deliciosa!), que además rellena con una crema de nueces que le queda espectacular. Seguro que te encantará probarla, así que te dejo con la receta:

 

Ya tenemos la Navidad en puertas y en casa no solo me gusta que se sienta en la decoración, sino que me encanta que se huela y que se saboree la Navidad! Ya tengo a mis hijos ayudándome a elaborar galletas navideñas con ese olor tan característico a vainilla y especias, para regalar a nuestros amigos, vecinos y profes del cole. Pero a parte del clásico Gingerbread bundt cake, este año me apetecía algo mas suave, esponjoso y que los peques también quisieran disfrutar mojado en leche para merendar! Pero eso si, ¡¡Con un intenso olor a Navidad!!

 

receta para molde bundt

 

Así es que aquí os traigo una tradicional receta húngara navideña que os va a entusiasmar. Además presentada en un molde de bundt cake, aún queda más original que el sencillamente enrollado. Podéis utilizar el molde que más os guste y que tengáis a mano, yo he utilizado éste cuadrado por experimentar con una forma diferente!


Ingredientes

Para la masa:

300gr de harina de fuerza
7gr de levadura seca (un sobre)
125ml de leche entera
pizca de sal
50gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
80gr de azúcar
1 cucharadita de mix de especias molidas (canela, clavo, jengibre, cardamomo),
1 huevo + 1 yema (reservar la clara para la crema del relleno)


Para el relleno:

50ml de leche entera
100g de nueces
100g de mantequilla sin sal
Ralladura de un limón orgánico (cuidando de no rallar la parte blanca)
½ cucharadita de canela molida
1 cucharadita de extracto de vainilla puro
50g de azúcar
1 clara (reservada del huevo usado en la masa)
Glaseado (opcional):
1 clara de huevo
250g de azúcar glas
½ cucharadita de zumo de limón

 

receta de bundt cake cuadrado

Extracto de vainilla de Madagascar y rallador Zester de Microplane


Elaboración

Comenzamos preparando todos nuestros ingredientes para la masa en primer lugar. Calentamos la leche hasta que esté solo caliente. En el bol de la K.A. (o en un cuenco profundo si vamos a utilizar una batidora de mango horizontal) añadimos la leche con el sobre de levadura y una cucharada de azúcar. Batimos bien y reservamos unos 10 minutos o hasta que la levadura haya creado una capa superficial espumosa.

Batimos suavemente en un cuenco a parte, el huevo con la yema y se lo añadimos al bol grande con la leche y la levadura. Seguidamente cambiamos las varillas y colocamos el/los ganchos de amasar y volcamos el azúcar restante, la harina, la mezcla de especias, la mantequilla y la pizca de sal. Amasamos durante unos 5 minutos o hasta que veamos que la masa es elástica y suave. Desconectamos el procesador de alimentos/batidora y sacamos el cuenco que cubrimos con un film transparente. Dejamos levar durante una o dos horas en un sitio cálido y sin corrientes hasta que doble su volumen.

Mientras, podemos empezar a preparar la crema de nueces que será el relleno de nuestro bizcocho enrollado. Preparamos bien los ingredientes. Empezando por picar las nueces en trocitos muy pequeños si te gustan los tropezones (o molidas si prefieres texturas suaves) y reservamos. En un cazo vertemos la leche, la ralladura de limón, el extracto de vainilla, la canela molida y ponemos a fuego lento un par de minutos. En un vaso de batidora y con las varillas eléctricas montamos la clara a punto de nieve y la añadimos al cazo junto con las nueces picadas/molidas, el azúcar y 75g de los 100 de mantequilla a temperatura ambiente. Dejamos que siga cocinándose a fuego lento sin dejar de remover durante unos 3 ó 4 minutos o hasta que veamos que comienza a espesar y apartamos del fuego para dejarlo reposar hasta que enfríe.

Una vez transcurrido el tiempo de levado de la masa, enharinamos una superficie de trabajo sobre la encimera y amasamos ligeramente la masa para comenzar a estirarla con un rodillo hasta conseguir un rectángulo.

Yo lo estiré mucho para conseguir un rulo lo suficientemente largo para dar dos vueltas a mi molde bundt, pero pienso que no es necesario y que con estirarlo y conseguir un rectángulo de unos 45 x 30cm será suficiente para dar una sola vuelta y que así corras menos riesgos de roturas y de agujeros de aire dentro del bundt.

Una vez estirado, fundimos los 25cm restantes de mantequilla y con un pincel de cocina pintamos toda la superficie de la masa. A continuación, ayudándonos de una pala para untar, vamos cubriendo toda la superficie con la crema de nueces hasta gastarla toda.

Seguidamente comenzamos a enrollar la masa con el lado más largo del rectángulo pegado a nosotros, desde ahí hacia fuera apretando bien por todas partes para no dejar huecos hasta conseguir una especie de brazo de gitano. Con mucho cuidado lo colocamos en el molde (previamente untado con un poco de mantequilla fundida, incidiendo especialmente entre las esquinas de los pliegues) con la junta de unión de la masa hacia arriba. Nos aseguramos que queda bien colocado uniendo el principio y el final del rulo para que no nos queden juntas abiertas una vez horneado. Cubrimos el molde con un film transparente holgado y dejamos levar en un sitio cálido y cerrado, otra horita o dos o hasta que veamos que ha vuelto a doblar su volumen.

 

bundt cake con crema de nueces

Molde bundt cake squared de Nordic Ware 

 

Precalentamos el horno a 180ºC (sin aire), retiramos el film transparente y horneamos posicionando el molde en la tercera bandeja contando desde arriba durante unos 40 minutos. Podemos cubrir con papel de plata durante los primeros 20 minutos para que no se nos tueste la parte superior en exceso. Y retirándolo a los últimos 20 para que termine de hacerse.

Al sacarlo del horno, debe sonar hueco al tocar la corteza superior. Dejamos que enfríe unos minutos y luego desmoldamos y dejamos que enfríe completamente sobre una rejilla.
El glaseado es opcional para decorar por encima, aunque queda más atractivo, podéis prescindir de él. Pues el bizcocho ya de por si tiene una textura tipo brioche, suave y muy aromatizada con la humedad y cremosidad que le aporta el relleno de crema de nueces. Os dejo la receta igualmente por si os animáis: para el glaseado, sencillamente batir con las varillas, el azúcar glas en un cuenco con la clara de huevo y las gotas de zumo de limón, y obtendréis un glaseado untuoso y blanco que hará vuestro bizcocho aún más atractivo!





Comentarios

  • Publicado por Claudia el Dec 07, 2015

    Hola Maria, tiene sus similitudes verdad? Cuánta razón! :) Saludos, y gracias!

  • Publicado por Claudia el Dec 07, 2015

    Hola Sara, ya nos contarás qué tal si lo pruebas! Me encantará saber cómo te resulta. Un saludo, y gracias por escribir! :)

  • Publicado por Claudia el Dec 07, 2015

    Hola Carmen, muchas gracias! Sí, está exquisito, no dejes de probar de hacerlo, verás cómo lo disfrutas! :) Un saludo!!

  • Publicado por m carmen el Dec 07, 2015

    que buena pinta que rico lo voy hacer para navidad , me recuerda a un enrollado aleman buenisimo y este tiene toda la pinta de rico facil esquisito y con el vicio que tengo de los bundt faltaria mas
  • Publicado por Maria el Dec 07, 2015

    Me recuerda mucho al kringuel stonia (no sé si lo he escrito bien)

  • Publicado por Sara el Dec 07, 2015

    Oh, ¡qué buena pinta! La receta me recuerda un poco a los bollos de canela suecos, que me encantan. Tengo por ahí unas nueces y creo que lo voy a intentar.
    Un saludo

¡Nos gustaría saber tu opinión!