Guía de utensilios básicos para la cocina (II)

Publicado el Nov 17, 2015. 0 comentarios

El otro día os hablaba de qué utensilios son los básicos e imprescindibles a la hora de equipar una cocina, y que de hecho son también básicos a tener en cuenta a la hora de ir renovando los utensilios que uno tiene. Podéis ver el post aquí.

Una vez cubiertos los básicos, uno puede tener las ganas o, por cuestiones de tiempo o practicidad, la necesidad de incorporar otros utensilios a la cocina. Así que de esto va a ir hoy: de utensilios que compraríamos en una segunda ronda para equipar la cocina.

Creo que de los más imprescindibles a mencionar es una olla a presión: todo lo que con ella hagas podrías hacerlo en una olla o en una cazuela o cocotte, pero con la olla a presión consigues unos resultados óptimos en muy poco tiempo (y de eso no vamos sobrados, ¿verdad?). Además, los alimentos cocinados en poco tiempo y con poca cantidad de agua como hacemos en una olla a presión, conservan todas sus propiedades nutritivas, vitaminas y un aspecto delicioso, especialmente las verduras. Así que con una olla a presión, la verdad es que se gana mucho!

Todos sabemos que las ollas a presión no son económicas, pero vale la pena comprarlas buenas: primero, porque las de mejor calidad cierran mejor y consiguen unas condiciones con las que realmente cocinas más rápido que con una olla a presión convencional; y segundo, porque cogen mucha presión en su interior, y por ello vale la pena que sean de confianza. 

 

ollas a presión

Olla a presión Duromatik Ergo de Kuhn Rikon, set Perfect Plus de WMF y Olla a presión Fissler

 

En la tienda, disponemos de una varidad importante de ollas a presión. Podríamos destacar las clásicas Duromatic de Kuhn Rikon, o el set Perfect Plus de WMF, que incluye dos tamaños de cuerpo que funcionan con la misma tapa. Otra que vale la pena ver es la Fissler, que tiene la ventaja de ofrecer muchos tamaños, incluso de 10L, ideal para hacer una buena cantidad de caldo! Puedes ver todas las que tenemos en la tienda y que sin duda recomendamos aquí.

Si seguimos con otros utensilios que son de gran ayuda en la cocina para complementar los básicos, te recomendaría tener una cocotte baja, una cocotte tipo cacerola (sea de hierro como la de Le Creuset, o una antiadherente tipo la de Bra): tanto para risottos como para asar carne al horno, o hacer un suquet de pescado o cocinar unas albóndigas... una cacerola más baja que una olla convencional da mucho juego y la acabas usando sin duda en tu día a día, y en el caso del hierro consigues unos resultados en sabor y cocción superiores.

 

cacerola

Cocotte tipo cacerola de hierro Le Creuset y cacerola antiadherente con tapa Bra

 

Si nos movemos en el ámbito de las sartenes, claro está que éstas son básicas y estaban incluídas en el post del otro día... pero un tipo de sartén que complementará tu día a día es un wok: tanto para cocinar verduras, tofu o salmón en trocitos, consiguiendo los resultados de cocción rápidos que esperas en la cocina asiática, como para aprovechar sus paredes altas para freír evitando salpicaduras indeseadas... la verdad es que acabas sacando mucho partido a un wok! 

No dejaré hoy de mencionar lo que para mi es imprescindible, aunque por el carácter de básico del otro día no lo mencioné: ¡una buena fuente para horno! Tanto para canelones o lasañas como para hacer repostería o asar una buena pieza de pollo o cordero al horno... mmmmhh! Una buena fuente te dará mucho juego, cocinarás cómodamente en ella si aciertas con el tamaño, no cogerá sabor ni olor, la harás limpia fácilmente y te durará toda la vida! 

Si quieres ver algunas de las bandejas de las que más contenta estoy, sin duda debo hablarte de la de Emile Henry, de preciosa y buenísima cerámica a la que estoy convencida sacarás mucho partido; otra que me tiene enamorada es la de hierro de Le Creuset (es como una cocotte, pero en forma de bandeja con asas); o la alternativa menos pesada pero más delicada porque se puede rallar son las antiadherentes, en este caso te invitaría a ver la bandeja asadora de Le Creuset (esta no te será tan útil para repostería por el tema de las asas), o la bandeja antiadherente para horno básica y de toda la vida, también de Le Creuset. Puedes verlas todas en "Fuentes de horno".

 

 bandejas para horno

(Parte superior) Fuente cerámica para horno Emile Henry y bandeja de hierro fundido Le Creuset
(Parte inferior) Bandeja asadora antiadherente y bandeja antiadherente para horno, ambas Le Creuset

 

 Si los asados prefieres hacerlos siempre en la cocotte, entonces te recomendaría que como mínimo tuvieras un molde cerámico, que tanto te servirá para hacer pasteles como para servir ensaladas y otras comidas que prepares, con buena presentación en la mesa. Hay algunos de preciosos, y tanto los de Le Creuset como los de Emile Henry tienen una calidad de cerámica excelentes (no porosos, no se rallan, no absorven olores...). 

Si aún tienes espacio para un pequeño extra, y eres de los que les gusta compartir mesa con amigos y familiares, no puede faltar en tu cocina una fondue! Da mucho juego, tanto para fondues saladas como dulces, y te permite servir una comida o cena divertida y sin ninguna dificultad ni tiempo de preparación!

 

Fondue Savoyarde y molde cerámico alto, ambos de Emile Henry

 

Siguiendo mi lista de recomendaciones, tener una paellera será interesante si eres de los que celebra cada domingo con una paella o una fideuá. 

Para acabar, no puede haber una buena comida o cena sin un buen vino o champán, así que si abres la botella con un sacacorchos de calidad, darás el toque perfecto a la mesa... y seguro que dará de qué hablar a tus comensales. ¡A mi siempre me da buen resultado enseñar un sacacorchos de Screwpull!





¡Nos gustaría saber tu opinión!