Ensalada templada con ravioli caseros rellenos de trompetas y miel

Publicado el Oct 16, 2015. 0 comentarios

Cada día son más los que se animan a preparar la pasta en casa. Eliges los ingredientes que usas, disfrutas haciéndola, es fresca y está más rica. Aunque creo que lo mejor es aún otra cosa: la sorpresa que uno se lleva el primer día de intentar hacerla, al descubrir que es mucho más fácil de lo que parece.

En esta ocasión es Beatriz, autora del blog To Be Gourmet (y autora del recién publicado libro To Be Gourmet, estilo en tu mesa), quien se ha animado a prepararla haciendo uso de la máquina Imperia. Los resultados han sido exquisitos, ¡No te pierdas la receta!

 

 

Hace unas semanas que quería empezar a hacer pasta casera; ya entrados en el mes de septiembre, vuelta a la rutina y con más tiempo para cocinar en casa.

Me había hecho con la que dicen es la mejor máquina de pasta, la “Imperia”, pero he de reconocer que en el fondo, y pese a haberla adquirido con gran ilusión, me daba un poco de pereza: el montaje, las instrucciones, seguro que me iban a robar tiempo y por una cosa y por otra lo iba dejando.

Ayer me decidí, y la rescaté del armario en donde la tenía guardada; la verdad es que no ocupa nada. Y mira por donde que en cinco minutos la tenía instalada. Y en otros cinco me leí por encima las instrucciones, que en realidad no necesitaba, porque el montaje es absolutamente intuitivo y no hay mucho más que hacer que pasar la pasta por la ranura y, si se precisa, cortarla con un segundo accesorio que se encaja en un plis.

A eso no he llegado, porque hice unas láminas lisas para ravioli, pero os confieso que lo estoy deseando, porque me parece de lo más divertido y sobre el resultado no me cabe ninguna duda.

 

Receta de raviolis caseros

Máquina de pasta Imperia y cuchillo de hierro carbono Pallarès

 

Ingredientes

Una bolsa de ensalada mezclum que contenga lollo rosso
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (aove)
1 cucharada de vinagre balsámico de Módena.
1 cucharadas de miel
Sal

Para la pasta:
300 g de harina
3 huevos
1 cucharadita de aove

Para el relleno:
Un puñado de trompetas de la muerte
¼ de cebolla
¼ de manzana
Un poco de aove

 

Preparación

En primer lugar hacemos la pasta para nuestros ravioli. Tamizamos la harina y la colocamos sobre una superficie lisa. Hacemos un hueco en el medio y colocamos los huevos batidos y el aove. La cantidad de harina es orientativa, porque en función del tamaño de los huevos necesitaremos más o menos. Vamos poco a poco integrando, mezclando y amasando hasta obtener una bola firme pero manejable, que no se pegue pero que no quede demasiado dura. 

La envolvemos en un film transparente y la dejamos en la nevera aproximadamente una hora.

 

Mientras tanto preparamos el relleno. En una sartén con un hilo de aceite salteamos la setas y las reservamos. Añadimos un poco más de aceite y pochamos la cebolla con la manzana cortada muy finamente. Lo mezclamos son las setas y lo dejamos en un bol. Salamos ligeramente.


Sacamos la pasta del frigorífico, hacemos cuatro partes, cogemos la primera y la extendemos con la ayuda de un rodillo hasta que tenga la finura necesaria para que nos entre por el hueco de la máquina Imperia en su modo más ancho.

Vamos pasando la pasta varias veces, en una posición cada vez más estrecha para que se vaya haciendo más y más fina.

En este post se explica perfectamente cómo llevar a cabo este proceso

Hacemos lo mismo con los demás montones, hasta tener 4 láminas. Una vez tenemos las láminas, colocamos unos montoncitos del relleno con suficiente separación, y luego los cubrimos con otra lámina. Con los dedos, presionamos alrededor del relleno para marcarlo y delimitarlo, y a continuación cortamos los ravioli en forma cuadrada.

 

receta ravioli caseros

 

Con el accesorio especial para ravioli que existe para la máquina Imperia hubiera sido más rápido. Así que si os apetece el kit completo sabed que existe esa posibilidad.

Yo lo hice con un cuchillo. Los de Pallarés los tengo siempre a mano en la cocina porque van muy bien. Te acostumbras y ya no quieres otros, además de ser ideales y adquirir con el tiempo un aspecto precioso, muy vintage.

Una vez cortados los ravioli, nos aseguramos de presionar bien los bordes con los dedos para que no se abran y los dejamos secar una media hora.

Mientras, preparamos la salsa de la ensalada batiendo el aceite con el vinagre, la sal y la miel.

A continuación hervimos los ravioli en agua salada. En 5 minutos están listos al ser pasta fresca.

Colocamos las hojas de ensalada en el plato, los ravioli, (2 ó 3) y rociamos con la salsa.

 

ensalada con ravioli caseros

 


Una ensalada templada y con producto de temporada. Las trompetas de la muerte son unas setas delicadas y muy sabrosas; se dan desde finales de verano y principios de otoño, y con el gusto de la miel son una delicia. Al cortar los ravioli y salir el relleno se mezclan con el resto de la ensalada y se mimetizan con el lollo rosso. Una ensalada de lujo que no puede ser más fácil.


Beatriz





¡Nos gustaría saber tu opinión!