Tartaletas de hojaldre de yogur con mascarpone y cerezas

Publicado el Sep 14, 2015. 0 comentarios

Carolina, autora del blog gastronómico La Cocina de Carolina, nos propone una receta que a muchos cautivará: unos os impacientaréis por prepararla ya, y tantos otros estaréis deseosos de probarla! Seas de de los primeros o de los segundos, ¡Que la disfrutes! 

 

 

batidora kitchen aid

 

Una de las cosas que más me gusta de preparar postres es elaborar las masas con mis propias manos. Aunque las vendan ya preparadas en cualquier establecimiento de comida, realmente marca la diferencia el hecho de preparar tu propia base para unas tartaletas. No solo por la calidad de los ingredientes que utilicemos (el sabor de una masa hecha con mantequilla de buena calidad es insuperable), sino también por darle nuestro toque personal. En este caso he optado por añadir a la base de estas tartaletas de mascarpone un par de cucharadas de yogur griego, lo que las hace perfectas para tartaletas saladas o tartaletas con queso, como en este caso.

Para hacer la base podemos optar por dos métodos: o bien mezclar la harina y la mantequilla con las manos de forma muy rápida (y peligrosa si hace calor pues se calentaría demasiado la mantequilla y es precisamente lo que no queremos que pase), o bien utilizando nuestro robot de cocina con el accesorio de la pala a velocidad lenta, éste es el método que he utilizado para las tartaletas de hoy.



Ingredientes

Para la crema de queso:

380 g de queso mascarpone
1 cucharadita de extracto de vainilla
80 g de azúcar glas tamizado
400 g de yogur griego
300 g de cerezas (pueden ser frescas o congeladas)
1 cucharada extra de azúcar glas


Para la masa de yogur:

225 g de harina
125 g de mantequilla a dados (fría)
80 g de azúcar glas
1 yema de huevo
2 cucharadas de yogur griego
Una pizca muy pequeña de sal

 

Preparación 

Preparación de la masa:

Empezamos preparando la masa de yogur poniendo la harina, mantequilla y azúcar glas en nuestro robot de cocina con el accesorio de la pala plana a velocidad 2 sobre 10, hasta que se forme una textura de migas de pan (debemos tener cuidado de no sobrebatir la mezcla pues se calentaría la mantequilla y se formaría una pasta, si nos pasara esto, podemos colocar la mezcla en en el congelador unos 15 minutos y volver a realizar el proceso). Una vez tengamos la textura de migas de pan, añadimos el huevo, la sal y el yogur y seguimos mezclando hasta justo hasta que veamos que se hayan integrado los ingredientes.

Disponemos la masa en una superficie plana y la aplanamos con las manos formando un cuadrado, envolvemos en papel film y refrigeramos durante una hora.

Dividimos la masa en ocho piezas y estiramos cada una entre dos láminas de papel de hornear antiadherente, a 4 mm de grosor: para ello utilizaremos un rodillo de amasar ajustable colocando el aro del grosor indicado.

 

Rodillo de amasar ajustable Joseph Joseph, y Moldes de tartaletas tradicional desmoldable de Birkmann



Untamos con un poco de mantequilla nuestros moldes para tartaletas y colocamos con cuidado cada masa estirada sobre ellas. Recortamos los bordes sobrantes y pinchamos varias veces la base de la masa con un tenedor (de esta forma evitaremos que se quede el aire dentro y la masa se infle en el horno). Refrigeramos durante 30 minutos.

Precalentamos el horno a 160ºC. Cubrimos las tartaletas con papel de hornear y colocamos encima unas legumbres secas (podéis utilizar arroz, garbanzos o lentejas) para que hagan peso, o lo que resulta muy práctico, unas bolas cerámicas de hornear diseñadas especialmente para ello, y horneamos durante unos 20 minutos, retiramos el peso y el papel y seguimos cociendo durante otros 10 minutos o hasta que la masa esté ligeramente dorada.


Retiramos del horno y dejamos que se enfríen por completo antes de desmoldar.


Preparación de la crema de mascarpone:

Ponemos el mascarpone, el extracto de vainilla y el azúcar glas en un bol grande y batimos con nuestra batidora de varillas hasta que espese la mezcla. Añadimos el yogur y mezclamos de nuevo. Refrigeramos durante 30 minutos.

Mezclamos las cerezas con el azúcar glas y dejamos reposar durante 10 minutos para que maceren bien y suelten su jugo. Dividimos la mezcla del yogur entre las tartaletas desmoldadas y disponemos las cerezas maceradas por encima junto con el caramelo que hayan soltado al mezclarlas con el azúcar.

 

batidora kitchen aid

Batidora de varillas Kitchen aid

 





¡Nos gustaría saber tu opinión!