Mi opinión sobre la máquina de pasta Imperia

Publicado el Jul 29, 2015. 3 comentarios

Dado que el interés por las cosas hechas en casa es creciente, y que muchos sois los que tenéis curiosidad por entender exactamente cómo funciona la máquina de pasta Imperia, hoy Virginia -autora de Sweet & Sour- nos cuenta su punto de vista sobre este utensilio y cómo usarlo. 

 

 

El sabor y la textura que ofrece la pasta fresca casera es incomparable al de la pasta fresca adquirida en los supermercados. Y no os equivoquéis, resulta mucho más sencillo de lo que pudierais imaginar. De hecho, en mi caso, desde que hace años me hice con mi máquina de Pasta Imperia, en casa no ha entrado otra pasta fresca, salvo contadas excepciones. 

Preparar la masa de pasta fresca resulta sencillo, harina, sémola y huevo. Pero donde en muchos casos viene el “quiz” de la cuestión es en la manipulación de esa masa hasta obtener el grosor y el corte deseado.

Con la máquina de pasta Imperia resulta sencillo porque, para estirar la masa del grosor deseado, cuenta con unos rodillos que de forma progresiva, y a lo largo de 9 distintos niveles, van ajustando el grosor de nuestra lámina desde los 2,5 mm a los 0, 3 mm, sin más esfuerzo que girar la manivela. Tan solo hay que tener la precaución de enharinar ligeramente la pieza de masa y la pasta pasará entre los rodillos sin problemas, obteniendo en cada ocasión una lámina más larga y fina.

Además los ajuste del rodillo te permite dejar la pasta la grosor deseado según el tipo de corte o pasta elegido. Ligeramente más gruesa para las láminas de lasaña y más fina para los tagliatelle o la pasta que vamos a usar para rellenar.

 

Pasta de remolacha con salsa gorgonzola

 

Con esta máquina de hacer pasta Imperia te olvidas del rodillo manual, obteniendo sin esfuerzo y sin tener que invertir tiempo unas láminas todas ellas del mismo grosor, de forma que a la hora de cocerla resulte una pasta ligera y agradable al paladar.

Para que la máquina no se mueva durante la manipulación, viene provista de un sistema de anclaje a la mesa, que resulta de lo más seguro.

La máquina viene además acompañada de un cabezal de corte, para dos tipos distintos de formas: Fettucine (6,5 mm), y tallarines ( 2,00 mm), permitiendo también la preparación de láminas de lasaña de 15,00 mm.

Y os puedo asegurar que si hay algo que tengo que destacar de la máquina de Pasta Imperia, y que la diferencia de otras marcas más económicas, es su capacidad de corte. Las marcas más económicas cuentan con cabezales cuya capacidad de corte deja mucho que desear, ya que en muchos casos, debido al material empleado en su fabricación, no llegan a cortar del todo la masa, por lo que al final tienes que invertir mucho tiempo en separar las tiras manualmente. Pero es que encima, en la mayor parte de los casos resulta imposible realizar esta labor sin desgarrar la masa, por lo que además de perder gran parte de la preparación que acaba en la basura, terminas con muy mala leche y dándote por vencido en la preparación de pasta fresca casera. Esto os puedo asegurar no ocurre con la máquina de Pasta Imperia, con la que cortas 300 gr. de masa en pocos minutos.

Y es que Imperia es una marca de calidad reconocida, fabricada con los mejores materiales, y que durante generaciones ha permitido a los Italianos preparar su conocida pasta fresca en casa sin mayores complicaciones.

Está fabricada en Acero inoxidable, resulta fácil de limpiar y mantener, pues tan solo con pasar un paño húmedo se limpia a la perfección, debido a su cromado. Aunque tengo que reconoceros que a mi me gusta pasar previamente una brocha grande para retirar restos de harina.

Si cometéis el error de preparar un pasta muy blanda y queda algún resto de masa adherida en los cabezales, resulta fácil de retirar con ayuda de la punta de una brocheta de madera.

 

Fettuccini con berenjena y tomate cherry

 

Sus dimensiones son adecuadas para guardarla en cualquier armario de casa, pues es desmontable, quedando por un lado el cuerpo, y por otro la abrazadera de sujección, la manivela y el cabezal de corte.
No es una máquina pesada, aunque sí robusta, que resulta ligera y fácil de mover.
Su montaje es sencillo, por simple acoplamiento, y permite que tanto diestros como zurdos puedan utilizarla, pues puedes colocarla en ambos sentidos, al igual que el cabezal de corte.

Por último me diréis… Pero será cara… Pues no, por solo 64,50€ puedes hacerte con todos estos elementos que te permitirán preparar tu propia pasta fresca. Además la máquina de pasta Imperia cuenta con accesorios y cabezales para preparar otro tipo de pasta, como raviolis o el secador de pasta Imperia.

En definitiva, es una inversión para toda la vida, con la máquina Imperia la pasta fresca deleitará hasta los paladares más exigentes o sencillamente para cualquier cocinitas que desee preparar pasta fresca al gusto.

A los que os animéis a probar con la pasta recién hecha, o a los que deseáis inspiraros, os animo a ver un par de recetas que seguro os encantarán: 

- Tagliatelle de remolacha con salsa gorgonzola y piñones

Fettuccini con berenjena y tomate cherry

 





Comentarios

  • Publicado por Susan el Sep 13, 2016

    Haberlo sabido antes… Me compre una máquina para pastas euro sun, será por o menos parecida a la Imperia??

  • Publicado por isabel el Oct 16, 2015

    Me ha encantado la descripción de este producto. Me lo comprare din dudarlo, nos encanta la pasta en casa!!!
    Un saludo

  • Publicado por lamary el Jul 30, 2015

    Pues andaba yo buscando una máquina para cortar la pasta y mira por donde..¡¡¡ Lo estudiaré bien Gracias por la sugerencia

¡Nos gustaría saber tu opinión!