Fettuccini con berenjena y tomate cherry

Publicado el Jul 26, 2015. 0 comentarios

Son muchos los que piensan que comer pasta fresca hecha en casa es realmente un privilegio. Así es, es un privilegio del que tantos otros podrían también disfrutar, porque hacer pasta en casa es mucho más fácil de lo que la mayoría piensa. Hoy Raquel, autora de Los Tragaldabas, nos enseña cómo hacerlo y nos propone con esa pasta recién elaborada una receta que te encantará!

 

 

 

 

La pasta fresca era una de mis asignaturas pendientes. Tengo que decir que aunque no se me da nada mal la cocina, lo de la pasta me daba algo de reparo. Me ocurrió lo mismo con el pan: cuando te pones te das cuenta de el tiempo que has estado sin disfrutar de esta elaboración tan sumamente fácil y deliciosa!

La clásica máquina para pasta Imperia está fabricada en Italia, sólo tenemos que preparar la masa con harina y huevo y podremos preparar todo tipo de pasta en casa con toda facilidad. Está fabricada en acero inoxidable y dispone de rodillos lisos para estirar las láminas y una parte de corte para láminas de lasaña de 150mm, fettucine (6,5 mm) y tallarines (2 mm). La abertura de los rodillos lisos permite que tenga acceso a 9 diferentes posiciones (de 0,3 mm hasta 2,5 mm). Incluye una abrazadera para sujetar la máquina a la mesa.

 

 

 

Además, si eres apasionado de este mundillo no te podrás resistir al soporte para secar la pasta, te será súper cómodo. Al igual que el rodillo para cortar pasta o el accesorio raviolis para la máquina. Cómo ves lo tienes todo a tu alcance y te será muy facilito a la hora de elaborar tus recetas.

Así que yo no me pude resistir y en cuanto la vi pensé, ya estoy tardando en probarla. Mi primera impresión cuando abrí la caja fue fantástica: una máquina pesada, robusta y además muy bonita. Es pequeña, así que ocupa poquito espacio, lo digo para los que tenéis problema a la hora de guardar cacharros. Nada más llegar empecé a probar con las masas y sin duda eso es algo que tengo que seguir trabajando porque se pueden hacer infinidad de mezclas, formas y recetas con la pasta.

 

Ingredientes

300gr de harina

3 huevos

Aceite de oliva virgen extra

1 berenjena

10 tomates cherry

Sal

Pimienta

Queso parmesano (opcional)

Perejil fresco

 

Elaboración

Lo primero que haremos será preparar la masa para la pasta. Para ello pondremos sobre nuestra superficie de trabajo la harina tamizada, haremos en el centro un volcán, ponemos los huevos, los batimos un poco y vamos mezclando con cuidado. Al principio con los dedos, hasta usar toda la mano, siempre desde abajo hacia arriba. Si vemos que la masa está demasiado dura añadimos un poquito de agua. Amasamos hasta tener una masa con cuerpo y que se despegue de la mano.

Ponemos nuestra masa en un bol y la tapamos con film transparente o con un paño de algodón, dejamos reposar al menos una hora.

Pasado el reposo cortamos la masa en porciones y pasamos el rodillo por encima para poder trabajarla en la máquina. Comenzamos a pasar nuestra masa por la máquina, para ello elegimos el grosor más ancho hasta llegar al de menor grosor. Los pasaremos por cada uno de ellos unas 4-5 veces o hasta que veamos que nuestra masa está perfecta sin arrugas y con una textura correcta.

Una vez hayamos hecho la misma operación con nuestras porciones de masa, ahora toca pasarla por el otro rodillo para darle forma. Yo elegí los fettuccini pero puedes optar por los tallarines también. Una vez tengamos nuestros fettuccini, dejamos reposar un rato en nuestro soporte o secador de pasta mientras hacemos el resto. 

Ponemos en un cazo el agua, ten en cuenta que por cada 100 gramos de pasta es necesario un litro de agua, para que la cocción sea correcta. Añadimos la sal y, una vez comience a hervir, ponemos nuestra pasta y cocemos durante 5 minutos (este tiempo varía dependiendo del grosor de la pasta). Escurrimos y reservamos.

Colocamos nuestra sartén en el fuego con un poquito de aceite de oliva, una vez esté caliente incorporamos la berenjena troceada en dados y sofreímos unos minutos. Añadimos los tomates que salteamos hasta dorarlos un poquito y a continuación añadimos la pasta, salpimentamos. Removemos con cuidado para mezclar todo bien, ponemos por encima perejil fresco picado y servimos.

Podemos rallar queso parmesano por encima antes de servirlo.

 

 

 





¡Nos gustaría saber tu opinión!