Mi opinión sobre las mini-cocottes Le Creuset

Publicado el Jul 01, 2015. 0 comentarios

Las mini-cocottes de Le Creuset son todo un acierto: son bonitas, son fáciles de almacenar y son realmente versátiles. Aunque nos encontramos a menudo con que nos comentan "Todos dicen que sirven para todo... pero para qué realmente?". Por eso Laura, autora del gastroblog Because, hoy nos habla de ellas, y nos da muchas ideas para que puedas sacarles mucho partido!

 

He de ser sincera al reconocer que me costó mucho decidirme a comprar las mini-cocottes de Le Creuset. Lo cierto es que, aunque nunca han sido un producto caro, más bien al contrario, pensaba que eran un mero capricho más que un utensilio de cocina.

Pero cuando llegaron las minis ovaladas a Claudia&Julia (y tan difíciles de encontrar... ¡y es que las tienen en exclusiva en España!), no pude resistirme al diseño y por fin me las compré. La gran sorpresa es que, además de ser preciosas, son uno de los utensilios de cocina que más uso. 

Tienen un tamaño de ración perfecto y por ello los utilizo casi tanto como los platos... bueno, o más, porque a diferencia de éstos, las mini-cocottes soportan las altas temperaturas de horno, por lo que a menudo en casa son utensilio y menaje en una misma receta.

 

 

 

 

Características

De mini-cocottes tenemos las redondas, las ovaladas (disponibles ahora en dos tamaños, de 13cm y 17cm!) y también las mini-corazón (sin duda estas últimas son ideales para sorprender a la pareja, o para tener un detalle de lo más original!)

Todas tienen un colorido y calidad que enamoran: ya sabéis que son de Le Creuset, por lo que la calidad de la cerámica y del vitrificado interior son de la mejor que puedes encontrar. ¡Incluso debes saber que cada pomo se pinta a mano! El cariño y dedicación de la empresa es algo superior.

Tanto las ovaladas como las redondas de 13cm tienen el mismo precio, aunque las ovaladas tienen algo más de capacidad (lo que para mi suposo un punto a favor de éstas). En cuanto al nuevo tamaño de las ovaladas, el de 17cm, lo he encontrado realmente interesante: si bien con las de 13cm ya me servían para servir aperitivos y algún primer plato, sin duda la de 17cm te sirve para servir un plato completo, pero con mucho estilo.  

 

 

En cuanto a características, debo aclarar también que todas las mini-cocottes, a diferencia de las cocottes "estándar", son cerámicas. No son de hierro ni tienen una base de hierro difusora, por lo que no pueden ir al fuego: están pensadas para cocinar con ellas al horno, al microondas, o para servir aperitivos y platos fríos.

El hecho de que disponga de tapa es una ventaja para guardar en la nevera, ya que mantiene tu preparación al margen de olores ajenos. ¿Y su mantenimiento? Más fácil imposible, porque al ser de cerámica, resiste el lavavajillas.

La única pega con este producto es que es difícil decidirse entre la variedad de colores y tamaños... pero te contaré un secreto: elijas la que elijas, estarás encantada con ellas y las utilizarás un montón, ¡eso seguro!

 

 

Recetas e inspiración para presentar en las mini-cocottes

Ahora que llega el buen tiempo, son ideales para presentar en la mesa platos fríos como ceviches, marinados, cremas de queso o patés caseros. Sin olvidar de otros platos que podemos hornear y servir directamente, como lasañas, huevos en cocotte, patatas asadas...Cualquier plato que puedas hornear en una fuente de cerámica, puedes cocinarlo en estas preciosas mini cocottes y presentarlo en la mesa de una manera original que no dejará indiferente a tus comensales, bien sean invitados o los de casa.

Además y aunque ahora principalmente presento platos salados en ellas (hasta la ensalada), el primer uso que les di fue para postres. Quedan espectaculares los postres presentados el ellas. Prueba a hacer los bizcochos tipo brownie o coulant de chocolate, de hecho, quedan tan bien que es una idea genial si vas de invitada llevar uno de estos postres dentro de las mini cocottes. Fácil de transportar, precioso para obsequiar. También otros postres como la crême brulé, las natillas, o hasta un tiramisú encuentran su recipiente ideal en estas cazuelitas. 

 

En la foto, coulant de chocolate en mini-cocotte ovalada

 

Aquí te dejo algunas recetas que puedes hacer en las mini-cocottes de Le creuset:

- Coulant de chocolate en mini-cocotte 

Crême brulée de frambuesas

- Clafoutis de tomates cereza y queso

Pastel de chocolate con salsa de frambuesa

- Oeufs en coccotte

- Pastel individual de pollo y bacon

- Pastel de carne al estilo pastor

- Huevos trufados con setas

- Soufflé de queso

- Lasaña de pollo 

 

Y si tienes ganas de más, también hay disponible un libro de recetas de mini-cocotte de Le Creuset, con 40 recetas tanto dulces como saladas. Si miras las críticas, la verdad es que veo que todos las opiniones son realmente buenas, y creo que encontrarás allí mucha inspiración para sacar el máximo partido a estas minis que tan bonitas son.





¡Nos gustaría saber tu opinión!