Mi opinión sobre La parrilla Le Creuset

Publicado el May 26, 2015. 2 comentarios

La parrilla es un utensilio que usamos todo el año, para carnes pescados y verduras (cómo mínimo!), pero cocinar en plancha es algo tan fácil como saludable, y en época de buen tiempo acostumbramos a usarla aún más. Por eso hemos creído interesante que Miriam, autora de El Invitado de Invierno, nos diese su opinión sobre la parrilla lisa de hierro de Le Creuset, que tiene desde hace tiempo y conoce bien.

 

Tengo pocos utensilios de los que haya adquirido en el último año que use con tanta frecuencia como la parrilla de hierro colado y esmaltado de Le Creuset. La uso hasta para hacer los perritos calientes caseros, pongo a un lado las salchichas y en el otro lado voy tostando el pan… qué rico!

Esta parrilla es pesada por su composición, pero precisamente por eso conduce el calor como ningún otro material y lo distribuye de manera muy uniforme, no solamente donde incide el calor del fuego directamente, sino por toda su superficie. En este otro artículo del blog tenéis consideraciones generales sobre los utensilios de hierro fundido que seguro te interesarán.

No tiene esas ondulaciones tan características que vemos en muchos alimentos cocinados de esta manera, pues tiene una superficie plana. Esto la hace sin duda más fácil de lavar y con menor tendencia a que queden restos sobre ella, al no tener recovecos. El interior de la parrilla tiene un acabado en esmalte de color negro que no precisa ningún tipo de curado previo para poderla usar.

Esta parrilla es apta para cualquier tipo de fuente de calor, gas, vitrocerámica o inducción. Es igualmente eficaz para hacer a la plancha carnes, pescados o mariscos. Podéis comprobarlo en esta receta de gambas a la plancha, que quedan perfectas, o en esta otra en mi blog de pinchos morunos.

 

 

Para que no se peguen los alimentos solo hay que tener en cuenta que hay que calentar a tope la parrilla, es mejor pasarse de tiempo de calentamiento que no llegar. Y con pintarla con algo de aceite una vez que está perfectamente caliente es suficiente para que el alimento quede intacto. Resiste las altas temperaturas necesarias para marcar una carne como es debido, por ejemplo, sin degradarse en absoluto, al contrario de lo que les ocurre a las sartenes antiadherentes, con las que hay que ser cuidadoso a partir de cierto nivel de temperatura, pues tienden a estropearse. Esta parrilla nos puede durar toda la vida (y, de hecho, tiene garantía de por vida, lo que ya lo dice todo, ¿Verdad?)

Tengo la costumbre de verter siempre medio vaso de agua en la parrilla en cuanto acabo de utilizarla; el agua hierve por el calor que conserva la parrilla y ayuda a ablandar los residuos que hayan podido quedar del alimento, y que si dejamos que sigan cocinándose (pues la parrilla continúa caliente después de apagar el fuego) acabarán por pegarse. Aunque el fabricante indica que puede lavarse en el lavavajillas, encontramos que siempre es más recomendable lavar a mano para garantizar una mayor duración en perfecto estado. Si después de lavar la parrilla persiste algún resto pegado suelo frotarla con sal gorda; la sal gorda actúa como abrasivo que no araña el esmalte, puesto que no es suficientemente dura para ello, pero sí que arrastra los restos.

En cuanto a medidas y formas, yo tengo la rectangular, que existe también en rojo; y todo lo que he comentado aplicaría también sobre la parrilla ovalada, que tiene exactamente las mismas características y cuidados pero cambiando el diseño (la podéis ver aquí). A quien le guste más marcar la carne con las líneas del grill, Le Creuset también dispone de las planchas grill de hierro, con diversas formas y colores. Las podéis ver todas en la sección de parrillas y grills (aquí).

La parrilla es un utensilio imprescindible cuando se trata de cocinar ligero y con la mínima cantidad de grasa; os aseguro que una buena parrilla es imprescindible si os gustan los alimentos a la plancha. Y ahora que viene la operación bikini (que os conozco) vamos a sacar la parrilla del cajón más de una vez y de dos.

 

En la foto, receta de pinchos morunos del Invitado de Invierno.

También puede interesarte la receta de Presa Ibérica con verduras, que tenemos en el blog.

 





Comentarios

  • Publicado por Claudia&Julia el Jun 03, 2015

    Hola Monica, lamento que la parrilla no cumpla tus expectativas. Intenta de todos modos subir la potencia de la inducción para poder empezar a usar la parrilla antes (en unos 5 minutos debería estar muy caliente en toda su superficie).

    Una vez pongas los alimentos, es importante que esté muy caliente para que se doren lo antes posible. De este modos evitamos que se peguen a la parrilla (también conviene esperar a que estén completamente dorados antes de darles la vuelta ya que se despegan con mayor facilidad).

    Una vez los alimentos están dorados, puedes bajar la potencia de fuego si quieres que la cocción sea más lenta llegando a media potencia o incluso por debajo de media potencia. Nosotros en casa vamos ajustando la potencia en función de como vemos que se va cocinando cada alimento.

    Las parrillas de hierro requieren adaptarse un poco pero verás que la carne queda genial y es un utensilio sano y para toda la vida.

  • Publicado por monica el May 29, 2015

    He comprado la parrilla lisa para un fuego de inducción de 20 cm.La parrilla hace 22 cm de ancho x 30 largo aprox.
    De momento y a pesar de usarla cada día desde que la tengo hace un mes, no estoy del todo satisfecha. Siguiendo las recomendaciones para un buen uso, empiezo a calentarla a una intensidad media, de 6/10, y voy incrementando hasta llegar a 7,5/10. Después de 15 min las asas siguen frías, y a los 20 min empiezo a notarlas calientes pero se puede coger con la mano sin problemas. Llegados a este punto pongo los alimentos (que ya llevan 20 min fuera del frigo), y los q pongo justo encima del fuego se cocinan bien pero los que les toca fuera del diametro del fuego no, lo que quiere decir que el calor no se ha repartido bien. La verdad es que no me sale a cuenta el tiempo que tengo que esperar a que se caliente. Y si subo la intensidad se queman.Según mi experiencia no la recomendaría para inducción.

¡Nos gustaría saber tu opinión!