Nuggets de pollo caseros

Publicado el Apr 12, 2015. 3 comentarios

Laura, autora del blog Because, usa un utensilio que me encanta, la freidora con cestillo escurridor de De Buyer, para traer una receta que seguro que te animas a preparar en casa: ¿Te apetece preparar tus nuggets de pollo? ¡A por ello!

 

En esta época del año los días son más largos y en sentido proporcional suelen aumentar también nuestras ganas de picoteo. Sin duda los fritos son uno de los aperitivos con más aceptación entre todos, especialmente entre los peques. Y aunque son deliciosos, muchos solemos evitarlos por su alto contenido en grasa. Pero lo cierto es que preparados de la forma adecuada, no acumulan tanta grasa, lo que nos permite poder disfrutar de su agradable sabor de vez en cuando.

Sin duda la sartén freidora de De Buyer es una gran aliada, porque permite realizar la fritura de manera homogénea por toda la pieza y además posee un cestillo escurridor, que falicita mucho la tarea de retirar el aceite sobrante.

Los nuggets de pollo que hoy os propongo son un bocado crujiente y apetecible, del que podemos disfrutar sin remordimientos. Son además ideales para un picoteo en el jardín o en la terraza, o ¿por qué no?, para llevarlos de excursión.

 

 En la foto, freidora con cestillo de De Buyer, y mini-cocotte ovaladas cerámicas de Le Creuset.

 

Ingredientes

 

Para los nuggets de pollo:

1/2 kilo de pechuga de pollo picada sin grasa

1/2 cucharadita de sal

pimienta negra recién molida al gusto

1 cucharada de salsa perrins

1 cucharada de mostaza suave tipo savora

1 ramito de perejil fresco picado

3/4 litro de aceite de oliva (sobrará)

 

Para el rebozado:

50 gr. de queso parmesano rallado

1 cucharada de garam masala (opcional)

pan rallado

 

Elaboración

Se mezclan en un bol todos los ingredientes de los nuggets (excepto los del rebozado) y se dejan macerar durante media hora.

Mezclamos los ingredientes del rebozado en la encimera o en una tabla.

Se hacen bolas con el pollo, más o menos del mismo tamaño, como si fueran albóndigas, y se rebozan dando forma redonda. Cuando está bien formada la bola, se coloca en la palma de la mano y con la palma de la mano contraria se aplasta por el centro, para darle una forma aplanada.

En la sartén freidora con el cestillo dentro, se introduce el aceite y se pone a fuego medio alto, para que se vaya calentando lenta y uniformemente.

Cuando tengamos listos todos los nuggets, aumentamos un poco el fuego y subimos el cestillo apoyándolo en las asas de la sartén. Colocamos una tanda de nuggets y bajamos el cesto para que se frían. Cuando estén dorados, se levanta el cestillo, se baja el fuego y se deja que escurran un minuto en el cestillo. Después los pasamos a una fuente con papel absorbente, un rato por los dos lados para que absorba el excedente de aceite. Repetimos por tandas de nuggets hasta terminar.

Es importante hacerlo en tandas no demasiado cargadas, para que el aceite no baje de temperatura en exceso cuando bajamos el cestillo. De esta manera la fritura se realizará en menos tiempo y los nuggets absorberán menos cantidad de aceite.

 

 

NOTAS:

- Puede interesaros el artículo del blog "Trucos para conseguir el frito perfecto".

- Si preferís comprar la pechuga de pollo entera, podéis luego picarla con una picadora casera, manual o eléctrica, como las de la tienda (aquí)

- Para filtrar el aceite tras las frituras, puede interesarte el recuperador de aceite

 

 





Comentarios

  • Publicado por Claudia&Julia el Apr 20, 2015

    Hola María,

    El modelo que vendemos es el de la receta, el que tiene malla. Vamos a cambiar la foto que aparece en el enlace de compra ya que no es correcta.

    Un saludo

  • Publicado por Maria el Apr 15, 2015

    Hola! El cestillo de esta freidora no es igual al cestillo de la freidora que aparece en el enlace para comprar. Me puedes confirmar cual es el modelo que vendéis?

  • Publicado por Cristina el Apr 13, 2015

    Los haré. Gracias

¡Nos gustaría saber tu opinión!