Cobbler de fresas y ruibarbo para dos

Publicado el Feb 05, 2015. 3 comentarios

Cuando un postre tiene un corazón de fresa y una cobertura parecida a un bizcocho pero con un punto crujiente, deja de ser un postre y ¡Pasa a ser un auténtico vicio!

Loreto, autora gastronómica del blog Sabores de Colores, lo sabe bien, y por ello nos trae esta receta, a sabiendas de que llamará la atención también de aquellos que buscan sorprender a su pareja el día de San Valentín.

 

 

La combinación de fresas y ruibarbo siempre me ha apasionado, normalmente la suelo preparar en crumble, acompañado de crema inglesa o incluso con chantilly. Hoy os traigo una receta parecida que varía en la cobertura. En este caso y en esta versión de cobbler, a diferencia de una masa crujiente (crumble), lo cubre una masa que se asemeja a la textura de bizcocho con superficie ligeramente crujiente.

Es un postre muy rápido de preparar con el que sorprender. Yo hoy os lo traigo en versión de pareja en la maravillosa skillet de Le Creuset, ideal para llevar del horno a la mesa, que se acerca San Valentín y sé que estáis como loc@s buscando recetas para sorprender en esa cena romántica que tenéis en mente.

 

 

INGREDIENTES: 2 personas

Relleno de fruta:

150 gr fresas en octavos

100 gr ruibarbo fresco o en almíbar en trozos del tamaño de las fresas

30 gr azúcar moreno

1 cucharadita maicena

 

Cobertura:

50 gr harina

25 gr harina almendra

25 gr mantequilla fría

35 gr azúcar moreno

½ cucharadita esencia vainilla

½ cucharadita levadura química

2 cucharadas nata

1 pizca sal

1 cucharada almendra laminada

 

ELABORACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 180ºC.

2. Pondremos las fresas y el ruibarbo ambos picados. Espolvoreamos con la maicena y el azúcar moreno. Removemos con cuidado y vertemos en nuestra skillet de Le Creuset de 16 cm. (¡Ideal para dos personas!). Reservamos.

3. En un procesador de alimentos disponemos la harina, la harina de almendra, la mantequilla a trozos, el azúcar moreno, la esencia de vainilla, la sal y la levadura química. Activamos el procesador y cuando consigamos una textura de arena pararemos. Seguidamente incorporamos las cucharadas de nata y volvemos a activar el procesador hasta que consigamos una masa integrada.

4. Vertemos la masa sobre una superficie enharinada y la extendemos hasta conseguir un grosor de 1 cm aprox. A continuación, con ayuda de un aro de unos 6 cm de diámetro troquelaremos 5 círculos y los dispondremos sobre la fruta.

 

 

5. Espolvoreamos con las láminas de almendra y horneamos unos 20 minutos o hasta que la fruta esté cocinada (veréis que burbujea un apetecible sirope) y la masa dorada.

 

Os cuento unas cosillas… si no tenéis en casa procesador de alimentos para hacer la masa que cubre la fruta podéis hacerlo a mano o bien con el accesorio de la pala en el robot de cocina.

También comentarles que la masa es algo pegajosa, no se desanimen, espolvorea un poco más de harina sobre ella y listo. Realmente merece la pena.

Sé que esteréis pensando que me he vuelto loca y que de donde vais a sacar el ruibarbo, pero no pasa nada, podéis sustituir esa cantidad por fresas o incluso por manzana reineta que también tiene ese delicioso toque ácido. Os recomiendo, y no me lío más que sé que estáis con las llaves en la mano para salir corriendo a comprar los ingredientes, acompañarlo de una deliciosa bola de helado de vainilla, la combinación frío-caliente ya sabéis que es increíble.

¡Ah!, si queréis preparar más cantidad no tenéis más que multiplicar las cantidades y usar una skillet más grande o un molde bajo apto para horno.

 





Comentarios

  • Publicado por sao33 el Feb 10, 2015

    Simples e maravilhoso, adorei
    bj

  • Publicado por Loreto el Feb 06, 2015

    Hola Rosa,

    yo lo consigo en un supermercado inglés.
    Donde vives? a ver si te puedo ayudar :), si no mándame un mail y te envío una lata!

    Bss

  • Publicado por Rosa el Feb 06, 2015

    Hola,
    Ummmm, tiene que estar buenísimo, pero donde encuentras el ruibarbo?, porque yo no lo consigo por mi zona.
    Muchas gracias

¡Nos gustaría saber tu opinión!