Gnudis de ricota, ajo asado y tomates secos

Publicado el Dec 08, 2014. 2 comentarios

Nuestra querida Loreto, bloguera gastronómica de Sabores de Colores, nos traslada hoy a Italia, pero no lo hace con una receta típica de pasta italiana sino que nos presenta una rica receta de gnudis. Para prepararla ha usado, como ves en las fotografías, la sartén de hierro Mineral B de De Buyer.  ¿Sientes curiosidad para descubrir esta receta con aroma italiano? Aquí la tienes:

 

¿Conocéis los gnudis? Posiblemente no, os cuento: son típicos de la Toscana italiana y son raviolis pero sin pasta, o gnocchis sin patata, su ingrediente principal es la ricota (requesón español) y son tan fáciles de preparar que es como si hiciéramos el relleno de la pasta fresca y lo cocináramos y sirviéremos como si fuera pasta.

En resumen, unas bolitas de queso ricota que podemos aromatizar como queramos y servir como más nos guste. Os cuento cómo prepararlos y además diferentes formas de servirlos además de la deliciosa salsa tradicional de mantequilla y salvia.

 

 

INGREDIENTES:

Para los Gnudis (para 4 personas):

1 cabeza de ajos

5 tomates secos en aceite bien picados

500 gr ricota

80 gr parmesano rallado

2-3 cucharadas pan rallado

1 cucharadita de nuez moscada rallada

Aceite de oliva virgen

Pimienta recién molida

Sal

250 gr semolina

 

Salsa de mantequilla y salvia:

35 gr mantequilla

15 hojas de salvia

Queso parmesano rallado

2 cucharadas de piñones tostados

 

ELABORACIÓN:

1. Envolvemos la cabeza de ajos en papel de plata previamente rociada con aceite de oliva. Horneamos durante 30 minutos. Dejamos enfriar sin abrir el papel que envuelve los ajos.

2. Disponemos el queso ricota en un colador fino y presionamos para desechar el suero que pudiera soltar. Retiramos a un bol.

3. Añadimos el queso parmesano a la ricota, añadimos los tomates secos troceados, 4 dientes de ajo asados (la cantidad es a gusto de cada uno, si queréis que tenga más sabor a ajo asado podéis añadir más), 2 cucharadas de pan rallado y la cucharadita de nuez moscada. Integramos bien todos los ingredientes y rectificamos de sal y pimienta.

4. Seguidamente espolvorearemos el fondo de una bandeja con semolina, creando una capa fina. Sobre ella iremos disponiendo los gnudis que prepararemos con ayuda de dos cucharas o un saca bolas pequeño de helado, usaremos estos utensilios para que todos los gnudis nos queden del mismo tamaño. Cada porción la bolearemos entre la palma de las manos y si veis que se os queda la mezcla pegada a las manos podéis añadir un poco más de pan rallado. Por último los cubrimos con semolina y dejamos reposar al menos 4 horas en la nevera.

 

 

5. Pasado el tiempo de reposo dispondremos una olla al fuego con abundante agua salada y llevamos a ebullición. Cuando bulla cocinaremos los gnudis por tandas durante unos 2 minutos o hasta que floten.

6. Una vez los gnudis están listos los sacaremos de la olla directamente a la sartén, donde habremos derretido la mantequilla junto con la salvia. Es importante que al pasar los gnudis a la sartén os llevéis un poco del agua de cocción para terminar la salsa. Por último espolvoreamos con el parmesano y los piñones tostados, movemos un poco la sartén con movimientos circulares para que ligue la salsa y servimos inmediatamente.

 

* Los gnudis los podéis usar de infinitas maneras, en casa los hemos frito y son un aperitivo delicioso, acompañados de vuestra mermelada preferida dejaréis boquiabiertos a vuestros invitados en Navidad. También podéis servirlos en una sopa o gratinados con una bechamel ligera.

Os aconsejo que si los hacéis con salsa los acompañéis de una buena ensalada de rúcula, le va de vicio.

 





Comentarios

  • Publicado por Polaca Mala el Dec 11, 2014

    ¡Me encantan las fotos :)!

  • Publicado por Paula el Dec 10, 2014

    No conocía los gnudis, pero me encanta la receta, ¡¡lo tengo que probar!!

    Y la salsa de mantequilla y salvia con los gnocchis va estupenda, así que con esto no va a ser menos!! :D

    Ya os contaré cuando la pruebe :)

¡Nos gustaría saber tu opinión!