Gambas a la plancha con alioli

Publicado el Oct 01, 2014. 4 comentarios

¡Qué bueno es recordar que hay cosas que, sin grandes elaboraciones, resultan absolutamente deliciosas! Nuestra amiga Míriam, bien conocida por su blog El invitado de invierno, lo sabe muy bien. Nos cuenta hoy como disfruta de unas gambas elaboradas con la sartén de hierro Le Creuset (todo lo hecho sobre hierro sabe aún mejor, ¿verdad?), y lo acompaña con un alioli casero que querrás terminar mojando pan.

 

Un buen marisquito con un mínimo de elaboración es una de las mejores fórmulas que puede ofrecer la cocina mediterránea. Si la materia prima es de calidad no necesita una gran elaboración y un plato de gambas a la plancha será tan bueno como buenas sean las gambas.

Entonces, si encontramos unas gambas de calidad y hacemos un alioli casero, el resultado puede ser apabullante. Y la única dificultad, si se puede llamar así, la presenta el alioli. No, no me decidí por el adobo de chermoula que sugieren en el libro de recetas de Le Creuset. Porque el alioli es adictivo, que lo sepáis, y hacía tiempo que no lo hacía. Porque me conozco y me lo como de una sentada. Pero sea por esta vez.

 

 

 

He de reconocer que soy incapaz de hacer un alioli sin huevo, solo con el ajo y el aceite, y creedme que lo he intentado, así que doy la fórmula con una yema. No seáis duros conmigo, es que soy de la meseta. Pero vosotros sois libres de hacer el alioli puro y fetén. Para la forma de hacer las gambas a la plancha he seguido los sabios consejos de la amiga Ma Ángeles, de Secocina. Vamos allá.

 

Ingredientes

500 g de gambas,

escamas de sal,

un chorro de buen aceite de oliva,

1 yema,

2 dientes de ajo,

300 ml de aceite de oliva suave.

 

Elaboración

Haremos en primer lugar el alioli. Pelamos los ajos y los cortamos en trozos regulares. Los ponemos en un mortero y los majamos bien, con algo de sal.

Agregamos la yema en el propio mortero y mezclamos. Salamos un poco más. Empezamos a agregar el aceite, poco a poco y batiendo bien (yo lo hago a mano con un tenedor, sin más). Así hasta que hayamos acabado el aceite. Hacia el final del batido se puede agregar el aceite más deprisa, pero al principio hay que ser cautos. Rectificamos la sazón, si fuera necesario. Tapamos y mantenemos en el frigorífico.

La elaboración de las gambas no puede ser más fácil. Calentamos la plancha a fuego medio, la pincelamos con aceite y añadimos un buen puñado de escamas de sal. Cuando chisporroteen colocamos las gambas, que haremos poco tiempo, lo justo hasta que cambien de color por ambas caras.

Servimos de inmediato, calentitas y acompañadas del alioli. Buen provecho.

 





Comentarios

  • Publicado por Adrià el Aug 10, 2015

    Hola :) estupendo el plato y ha sido la primera vez que hago alioli y quedó perfecto, gracias por compartir la receta

  • Publicado por Claudia&Julia el Oct 07, 2014

    Hola Carmen, Puedes usarla tranquilamente para hacer carne, pescado o marisco. Una vez limpia verás que no queda ningún olor.

  • Publicado por Maria Dolors el Oct 02, 2014

    Una recepta estupenda ,pero amb un petit matiz,per el all i oli no si posa ou ,perque es lligui si posa una mica de suc de llimona.

  • Publicado por carmen el Oct 02, 2014

    Buenos dias! Espectacular la pinta de la receta. Pero… me acabo de comprar una plancha exactamente igual que la de la foto. De momento la utilizo para carne y verdura. Cómo puedo hacer en la misma plancha marisco o pescado sin que deje olor? No me atrevo…

¡Nos gustaría saber tu opinión!