Presa ibérica a la plancha con verduras

Publicado el Aug 06, 2014. 0 comentarios

Miriam García, de El Invitado de Invierno, nos invita a preparar una jugosa presa a la plancha acompañada de verduras, elaborada con una parrilla de hierro Le Creuset. ¡Un plato tan simple como apetecible, sano y gustoso!

 

A estas alturas no hace falta ni decir que uno de los grandes tesoros culinarios de este país es el cerdo ibérico. Este animal tiene una carne exquisita, entreverada de una grasa deliciosa... se nota que me gusta, ¿no?

La presa es una pieza de carne que corresponde más o menos al hombro del cerdo, muy jugosa y con un gran sabor. Por ser una pieza no excesivamente gruesa ni de gran tamaño se puede preparar perfectamente a la plancha sin abrir, tal cual se presenta. La carne debe quedar tostada por fuera y sonrosada por el centro. Si se hace bien, en una plancha adecuada, el resultado es impresionante. Un auténtico placer.

 

 

En esta temporada en que, reconozcámoslo, no apetece mucho pasar tiempo en la cocina, una carne a la plancha con verduritas es una gran idea, un plato completo y, si los ingredientes son de calidad como una buena pieza de cerdo ibérico, nos daremos un gustazo con muy poco esfuerzo. Vamos allá.

 

Ingredientes

(para 2 personas)

  • 1 pieza de presa ibérica
  • 1 calabacín pequeño
  • 2 tomates de pera
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal al gusto

 

Elaboración

  1. Cortamos el calabacín en rodajas finas, de no más de 3-4 mm y los tomates por la mitad. Calentamos una buena plancha o una sartén de fondo grueso a fuego alto. Cuando esté bien caliente pincelamos con aceite de oliva y ponemos las verduras. Pincelamos las rodajas de calabacín con un poco de aceite por encima, también.
  2. Tostamos las verduras por ambos lados, hasta que estén blanditas, y las sacamos a una fuente tapada, donde se mantengan calientes mientras hacemos la carne.
  3. Ponemos la carne sobre la plancha o sartén y la cocinamos por lo menos 10 minutos por cada lado, a fuego fuerte. No hace falta añadir más aceite en este caso, porque la carne ya contiene suficiente grasa propia y no se pegará.
  4. Al cabo de ese tiempo servimos la carne de inmediato, acompañada de las verduras aún calientes. Trincharemos la presa en filetitos de medio dedo, que podemos salar de forma individual. Yo prefiero salar cada filete de presa ibérica por separado al servirlo, ya que al ser la presa algo gruesa y la cocción no muy prolongada, si salamos la pieza completa puede que no notemos suficiente salazón en el interior. Para este tipo de carnes encuentro que la sal en escamas es un complemento fantástico.

En esta receta he usado calabacín y tomate como guarnición, pero podemos poner otras verduras también, como berenjena en rodajas, espárragos trigueros, etc. Cada uno, a su gusto, la variedad de recetas de presa ibérica a la plancha es tan extensa como lo es vuestro gusto culinario y vuestro ingenio a la hora de innovar.

 

 





¡Nos gustaría saber tu opinión!