Trucos para elaborar una buena mermelada casera

Publicado el Apr 23, 2014. 1 comentario

No sé si a vosotros también os pasa pero, ahora que gozamos de más buena temperatura, la fruta madura más rápido que cuando no hace tanto calor. Si no me la como en poco días, siempre hay algunas piezas que se estropean.

Para evitarlo, aprovecho la fruta y hago mermelada con ella. Una delicia muy fácil de preparar que me alegra los desayunos de la semana. Si uso la fruta más madura, la mermelada me queda de vicio. 

Para hacerla, corto la fruta en trozos y le agrego azúcar. Yo uso 3/4kg de azúcar por cada kilo de fruta que quiera hacer. Tengo amigas que le añaden el zumo de un limón, pero yo soy fiel a la receta tradicional que me enseñó mi madre y sólo uso fruta y azúcar. Antes de elaborar la mermelada, dejo la fruta durante 12 horas empapada en azúcar. 

Para preparar la mermelada, pongo la fruta en una cazuela y no dejo de removerla nunca con un utensilio de madera. 

¿Cómo sé que la mermelada está lista? Cojo un poco de mermelada con una cuchara y la dejo unos dos minutos en la nevera. Cuando haya pasado este tiempo, veo que se arruga y se pega, ¡ya está a punto! 

Antes de envarsarla, la dejo reposando un rato. Yo la guardo en este tarro para mermeladas de Le Creuset, que tiene un color y un diseño espectacular. Está fabricado en gres, que resiste temperaturas de hasta 260ºC. Esto me permite poder utilizar el tarro en el horno, grill, microondas, lavavajillas y congelador. Es muy fácil de limpiar y la superficie tiene una gran resistencia a las ralladuras. Además, no absorbe ni olores ni sabores. Incluye una mini espátula de silicona ideal para servir el contenido del tarro. 

 

Foto: Tarro para mermeladas de Le Creuset

 

Preparo mermeladas con todo tipo de frutas, incluso se puede hacer con verduras. Aprovecho las temporadas de la fruta y la verdura para elaborar mermelada, así puedo disfrutar de ese ingrediente durante todo el año. 

Para alimentos de medidas pequeñas, uso esta licuadora manual para prensar sin esfuerzo todo tipo de bayas y frutos pequeños. La fruta es empujada hacia un tamiz mediante un tornillo obteniendo el jugo que puede ser utilizado para hacer mermelada sin tener que emplear mucho esfuerzo. ¡Va genial y me quedan unas mermeladas de vicio!

 

Algunas veces mezclo las fruta con especias, como canela, cardamomo o jengibre. El sabor que se obtiene es muy sorprendente. Os animo a qué probéis cositas nuevas y veréis que se pueden obtener sabores muy especiales.

¿Aprovecháis la fruta que os ha quedado demasiado madura para hacer mermelada u otras recetas? ¿Tenéis algun truco que deba saber? ¡Espero vuestras experiencias!





Comentarios

  • Publicado por Nathalie el Apr 25, 2014

    Mira que buena idea, la verdad es que últimamente se me echa a perder mucha fruta, y probaré de hacer mermelada con ella. Mi madre tiene constumbre de hacer mermelada de forma habitual pero nunca me he atrevido. Ella según la fruta le pone una baina de vainilla durante la cocción. Ya te contaré. Gracias

¡Nos gustaría saber tu opinión!