Pastel de chocolate y castañas

diciembre 27, 2013

Para finalizar la comida de Navidad que preparó nuestra amiga Àngels Pallàs en We Love Cooking, nada mejor que un pastel navideño muy fácil de hacer que sorprenderá a nuestros invitados.

 

 

Ingredientes:

  • 200gr de castañas cocidas, peladas y troceadas (pueden ser nueces, avellanas o otros frutos secos)
  • 250cc de leche
  • Una pizca de sal
  • 50gr de azúcar moreno
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de maicena
  • 30gr de mantequilla
  • 60gr de chocolate con alto contenido en cacao
  • 350cc de crema de lecha para montar
  • Un paquete de galletas de chocolate

 

Preparación:

  1. Untamos con aceite un molde redondo y lo ponemos encima de la bandeja que queremos llevar a mesa. Os aconsejo poner la parte inferior del molde hacia arriba para evitar la rebaba que llevan algunos moldes para ajustar la base. Así podremos quitar el molde más fácilmente.
  2. Disolvemos la maicena con un poco de leche en un recipiente y añadimos las yemas y dos cucharadas de azúcar y mezclamos bien. Dejamos la mezcla en un cazo.
  3. En otro cazo ponemos a hervir la leche, las castañas tostadas troceadas, una pizca de sal y tres cucharadas de azúcar moreno. Vamos mezclando ocasionalmente hasta que llegue a ebullición. Cuando haya hervido tres o cuatro minutos lo retiramos.
  4. Lentamente vamos añadiendo la leche con las castañas al primer cazo y cocinamos la mezcla sin dejar de remover durante tres o cuatro minutos. La mezcla se irá espesando ya que la castaña es una fécula que añadimos a la propia maicena.
  5. Dividimos la mezcla en dos recipientes a partes iguales a ojo. En una parte (la que nos ha quedado más pequeña), añadimos el chocolate troceado en partes pequeñas y mezclamos bien (se fundirá por la propia temperatura de la mezcla). Dejamos enfriar un poco.
  6. Con la ayuda de unas varillas, montamos la crema de leche a punto suave y la añadimos a partes iguales a los dos recipientes y mezclamos con suavidad. Es importante que la mezcla no esté muy caliente para que la crema montada no se disuelva completamente.
  7. Ponemos parte de las galletas de chocolate en el fondo del molde haciendo una base y cubrimos con la mezcla donde hemos puesto el chocolate. Hacemos una segunda capa con el resto de las galletas y cubrimos con la crema sin chocolate.
  8. Tapamos el molde con papel film y lo dejamos en la nevera tres o cuatro horas como mínimo.
  9. Desmoldamos el pastel y lo decoramos con un poco de nata por encima (nos podemos ayudar de la parte inferior de una cuchara). Añadimos un poco de chocolate rallado por encima de la nata. Se sirve frio.

Dejar un comentario


Artículos relacionados

Papillote de salmón
Papillote de salmón

mayo 31, 2020

Hoy, para que ves lo simple y rápida que es la cocina en papillote, traemos una de las recetas más populares o comunes aplicando esta técnica, un papillotte de salmón. Lo hacemos con base de patata y calabacín, y verás que, con cuatro ingredientes básicos y la fuente de horno de cerámica especial para papillotes de Emile Henry, conseguirás que tu familia coma de forma saludable y dejen los platos limpios.
Ver artículo completo
Tarta dulce de chocolate
Tarta dulce de chocolate

mayo 25, 2020 7 Comentarios

Si te gusta el chocolate y tienes ganas de sorprender en casa con una pastel de chocolate de lo más rico en cacao, esta receta es ideal para tí. Se trata de una receta muy simple pero con unos resultados en apariencia y sabor de lo más deliciosos: de base un bizcocho lleno de sabor a cacao, y recubierto con una glasa de chocolate muy fácil de hacer, pero que resulta de lo más vistosa.
Ver artículo completo
¡Recetas en quesera! Descubre otra forma de enamorar en el aperitivo
¡Recetas en quesera! Descubre otra forma de enamorar en el aperitivo

mayo 21, 2020

Emile Henry ha sacado una quesera cerámica preciosa y pensada para traernos muchas alegrías en la mesa. Lo llaman Cheese Baker, y aparte de poder guardar en él los quesos tipo brie o camembert una vez los has abierto, lo que resulta realmente gratificante es aprovecharlo para cocinar tus quesos. Sí, cocinarlos, de forma que obtienes unos quesos derritidos y condimentados deliciosos y en el punto perfecto para dipear o disfrutarlos con un poco de pan.
Ver artículo completo

¡Apúntate y recibe tu libro de recetas gratis!