Gougeres de quesos

Publicado el Dec 24, 2013. 0 comentarios

Hoy os traigo un aperitivo perfecto para una comida especial. Se trata de pequeña delicia con corazón de queso que preparó Àngels Pallàs en We Love Cooking como aperitivo a una comida de Navidad que iremos publicando esta semana.

Aunque parezca una receta complicada, es muy fácil de hacer. Sólo tiene dos momentos delicados: el segundo huevo y el horneado.

 

 

Ingredientes:

70cc de vino blanco

70cc de agua

70gr de mantequilla

75gr de harina

Sal

2 huevos y 1 yema para pintar

90gr de quesos variados (Àngels usó gruyere, cheddar y roquefort a partes iguales, pero podemos usar cualquier queso como emmenthal o manchego)

2 cucharadas de queso parmesano rallado

 

Para decorar:

Queso para untar (tipo Philadelphia)

Un chorrito de crema de leche Mermelada de arándanos

Algunas hojas de perejil

 

Preparación:

En un cazo ponemos el agua, el vino y la mantequilla cortada en trocitos. Llevamos a ebullición durante 3 o 4 minutos y luego añadimos toda la harina de golpe y removemos hasta que consigamos una masa seca.

Retiramos esa masa en un recipiente y la dejamos que enfríe un poco.

Añadimos un huevo a la masa y mezclamos bien con una espátula hasta que quede bien mezclado (cuesta un poco pero se acaba integrando en la masa).

Añadimos los quesos cortados a daditos pequeños y mezclamos bien para que se fundan con la masa. Añadimos el segundo huevo pero con mucho cuidado (aquí podemos estropear la masa). Se trata de ir añadiendo el segundo huevo en cantidades muy pequeñas ya que no queremos que la masa quede espesa. La masa tiene suficiente huevo cuando levantamos un poco con la espátula y cae hacia abajo como el queso fundido, sin llegar a romperse en ningún momento. En ese momento dejamos de añadir huevo, la masa está finalizada. Si nos pasamos con este segundo huevo, ya podemos volver a empezar la receta pero la masa “estropeada” nos servirá para hacer unos deliciosos buñuelos de queso.

Con la ayuda de una cuchara ponemos la masa en una manga pastelera (van muy bien las de plástico que podemos cortar a nuestro gusto) y hacemos las gougeres en una bandeja de horno. Con la manga en posición vertical hacemos un garbanzo y luego lo rodeamos y subimos hacia arriba. Es importante hacer primero la base (el garbanzo) ya que si hacemos un circulo hacía arriba la base queda vacía y la masa se hundiría en el horno.

Pintamos con la yema y espolvoreamos el parmesano rallado encima de las gougeres.

Ponemos las gougeres en el horno precalentado a 160º. Al cabo de 25 minutos apagamos el horno y dejamos las gougeres dentro con la puerta un poco abierta (podemos poner un trapo de cocina) durante 10 minutos más.

Las sacamos de la bandeja y las dejamos enfriar en una rejilla (la misma que usamos para hacer galletas).

Para decorar las gougeres podemos poner una nuez de queso para untar (tipo Philadelphia) rebajado con un chorrito de crema de leche, melmelada de arandanos y una trozo de perejil.





¡Nos gustaría saber tu opinión!